Cierra el prostíbulo barcelonés de muñecas

Mossos d'Esquadra

El prostíbulo barcelonés de muñecas Lumidolls, que había abierto hace dos semanas en un local de la calle Baixada de Sant Miquel en Ciutat Vella, ha cerrado, según ha informado la Guardia Urbana.

 

Fuentes del cuerpo han explicado que después de realizar un seguimiento, la Guardia Urbana acudió el martes al establecimiento y encontró que ya no había actividad. Además, el prostíbulo no contesta al teléfono proporcionado en su página web, aunque anuncia que abrirá próximamente en otra localización.

 

El local ofrecía a sus clientes sexo con alguna de las muñecas por unas tarifas de 80 euros para media hora, 100 euros para 45 minutos, 120 euros para una hora y 170 para un servicio de una hora y media.

 

En la página web se exponen las cuatro muñecas, de entre 161 y 170 centímetros de altura y hechas de silicona con rasgos realistas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: