La Diputación destina 500.000 euros para tratar de controlar los vertederos ilegales

Fotos: Gonzalo Arroyo

La Junta de Castilla y León destinará a este convenio una aportación máxima de 950.000 euros que se repartirán en tres anualidades: 325.000 euros en 2017, 475.000 euros en 2018 y 150.000 euros en 2019.

La Junta de Gobierno de la Diputación de Soria ha aprobado hoy el convenio de colaboración con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León para desarrollar un programa para la recuperación ambiental de zonas degradadas por el depósito de residuos inertes situadas en la provincia de Soria, lo que se conoce como escombreras. La finalidad básica del convenio pasa por recuperar ambientalmente dichas zonas, así como evitar que estos depósitos ilegales vuelvan a aparecer, impulsando acciones orientadas a que los residuos procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria se gestionen íntegramente a través de los circuitos de gestión autorizados, intensificando las labores de control y promoviendo la implicación activa de los ciudadanos en la consecución de dichas metas.

 

El presidente de la Diputación, Luis Rey, ha reconocido que “es un tema extraordinariamente complejo” pero ha confirmado la apuesta de la Institución por “tratar de controlar los vertederos ilegales que se han ido generando y poder darle también un valor ambiental a la provincia”. El presidente ha recordado también que el sellado de las escombreras fue uno de los temas abordados en las reuniones del Consejo de Alcaldes “para intentar darle una solución porque sabemos que es algo especialmente complejo que preocupa mucho a los ayuntamientos”.

 

El convenio aprobado hoy establece como compromisos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente la contratación de los trabajos de restauración de las escombreras, la financiación de dichos trabajos, y el asesoramiento a la Diputación y a los municipios en materia de gestión de residuos, en particular, en relación con la tramitación de la autorización de tratamiento de residuos a la que está sometida el punto limpio en la que se realiza una operación de almacenamiento en el ámbito de la recogida de residuos en espera de tratamiento. También será compromiso de la Consejería el promover una campaña dirigida a concienciar a la población sobre la adecuada gestión de los residuos de construcción y demolición generados en obras menores de construcción y reparación domiciliaria. La Junta de Castilla y León destinará a este convenio una aportación máxima de 950.000 euros que se repartirán en tres anualidades: 325.000 euros en 2017, 475.000 euros en 2018 y 150.000 euros en 2019.

 

Por su parte, la aportación de la Diputación de Soria ascenderá a un máximo de 500.000 euros (200.000 euros en 2017, 200.000 en 2018 y 100.000 euros en 2019). Los compromisos de la Institución serán prestar, en régimen de cofinanciación con los municipios, el servicio de recogida, transporte y entrega a gestor autorizado de residuos doméstico de construcción y demolición procedentes de obras menores que se generen en los municipios; impulsar la obtención de la autorización para el tratamiento de residuos a la que están sometidos los puntos limpios coordinando y apoyando su tramitación; informar a los municipios en los que se presta el servicio sobre su obligación de exigir la constitución de la fianza previa al otorgamiento de la licencia de obra y sobre los procedimientos existentes para exigir a los ciudadanos una tasa por los residuos domésticos de construcción procedentes de obras menores realizadas en su municipio y que vayan a depositar en las áreas de aportación; o colaborar con la Junta de Castilla y León e instar a los municipios a que adopten las medidas de vigilancia, inspección y control de las escombreras recuperadas.