¿Políticos indultando a políticos?
Cyl dots mini
Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

¿Políticos indultando a políticos?

K detail

De entrada, considero que el indulto es una rémora del pasado, cuando los reyes decidían -a saber por qué- a quién se le cortaba la cabeza y cuándo se perdonaba una vida. Dicho esto, entiendo en determinadas situaciones la utilidad de este tipo de medidas de gracia. En cierta ocasión entrevisté a un sonriente joven indultado, había ingresado en prisión por un atraco cometido años atrás para conseguir dinero y así poder 'pincharse caballo' (entró en prisión cuando ya se había rehabilitado, estaba casado, con dos hijos y trabajo estable).

 

También creo conveniente que los indultos no sean potestad del Gobierno de turno, al que no elegimos directamente los ciudadanos, sino que sea el Congreso de los Diputados el que los apruebe. A lo largo de mi vida profesional he visto indultar a políticos, jueces, banqueros, conocidos empresarios, deportistas, etc. Reconozco que no me ha convencido en la mayoría de las situaciones, al contrario que con los casos de las personas corrientes.

 

José Mª Aznar amnistió al exministro socialista José Barrionuevo por el caso de los GAL, José Luis Rodríguez Zapaterio, estando en funciones, hizo lo propio con el consejero delegado del Banco de Santander, Alfredo Sáez, lo que levantó sospechas sobre oscuros favores,  Mariano Rajoy concedió el perdón a los responsables médicos del desastre forense del Yak-42... Antes, Franco había indultado al polémico empresario Jesús Gil (Felipe González lo hizo por segunda vez años más tarde), el PSOE concedió la medida de gracia al golpista Alfonso Armada y a terroristas de ETA o del GRAPO, el PP al juez Javier Gómez de Liaño por el caso Filesa. Ha habido años con miles de indultos, por coronaciones reales, por ser Jacobeo...

 

Hablar de indultos es uno de los debates de moda en las últimas fechas en los medios de comunicación, en las redes sociales y, particularmente, en la sociedad catalana. Así es porque el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya no oculta que habrá indulto para los políticos presos por el manido referéndum del 1-O; de hecho es posible que se hagan efectivos durante la inminente Eurocopa de fútbol, que así la plebe está más entrenida...

 

Sánchez defiende que el indulto es el inicio del camino para apaciguar los ánimos y alcanzar el reencuentro entre el independentismo catalán y el resto de los españoles. Me gustaría que así fuera, pero soy agnóstico total en esta cuestión porque el independentismo siempre es insaciable (la historia lo demuestra), nunca tiene suficiente hasta que impone sus tesis y, además, porque el aparato de propaganda puesto en marcha desde hace 40 años en Cataluña por el nacionalismo (sistema educativo, medios de comunicación, acceso a la función pública, etc.) me temo que no tiene vuelta atrás.

 

Creer ahora que JxC o ERC -por unas cartas publicadas estratégicamente en dos días- renunciarán a la vía unilateral de independencia me suena a cuento chino, más bien es parte de la escenificación ideada por esos sesudos estrategas que deben argumentar la foto del indulto. Me temo que el presidente tan sólo gana tiempo y se garantiza apoyo parlamentario para aguantar esta complicada legislatura. Después, ya se verá. El que venga detrás que arree.

 

Decía un viejo profesor universitario que cuando la política se enfrenta al derecho, siempre pierde el derecho. El cortoplacismo de los gobernantes, el teatro continuo en el que están inmersos, el negocio económico que hay detrás y el seguidismo ideológico de la inmensa mayoría de la ciudadanía no auguran soluciones consensuadas al denominado 'conflicto catalán'.

 

Ojalá encontremos una fórmula que garantice la convivencia entre los propios catalanes entre sí y con el resto del Estado. No soy optimista, más bien creo que se repetirán las imágenes de las algaradas, la violencia y las calles incendiadas, quizá en cuanto cambie el Gobierno, si no es antes. Deseo equivocarme, mientras tanto me chirría que un Gobierno indulte a quien lo sostiene en el parlamento. ¿Políticos indultando a políticos? No, gracias.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: