125 personas han perdido la vida en las carreteras de Castilla y León, tres más que el año anterior

Imagen de un vehículo siniestrado. @BomberosDip_VLL

Los fallecidos en autopistas y autovías han aumentado en un 43 por ciento respecto al año anterior

125 personas han fallecido y 36 han resultado heridas en 111 accidentes mortales en las vías interurbanas de Castilla y León, tres más que el año pasado, lo que supone un aumento en el número de fallecidos en un 2,5 por ciento, además de un 2,8 por ciento más en el de accidentes.

 

En cuanto a los desplazamientos, en la Comunidad han aumentado un 2 por ciento, lo que supone 1,4 millones más durante el 2018 respecto al año anterior. Además, el parque de vehículos también ha aumentado en un 2 por ciento y un 1 por ciento el censo de conductores.

 

Estos datos, ofrecidos por Virgina Barcones, Delegada del Gobierno en Valladolid, en la presetación del balance de accidentalidad vial del año que ha terminado, son de carácter provisional y referidos a los accidentes mortales con víctimas en las 24 horas máximas después del suceso. Aún faltan por recapituar las víctimas a 30 días de accidentes ocurridos en las vías urbanas e interurbanas.

 

En los últimos diez años, el número de fallecidos en accidente de tráfico en Castilla y León ha disminuido en un 47 por ciento, de 234 fallecidos en el año 2008 hasta los 125 que se han producido en el pasado 2018. Además, el parque de vehículos y el censo de conductores ha aumentado en un 8 por ciento.

 

Especial atención habría que prestar al aumento en un casi 43 por ciento de los muertos en vías de alta capacidad (autopistas y autovías) de la región, de los 28 que se produjeron en el 2017 a los 40 fallecidos en este último año. Un aumento producido en su mayoría por salidas de la vía y colisiones.

 

Por provincias, se mantiene el número de fallecidos en Valladolid, con 14 personas. Además, han aumentado los muertos en Ávila, León, Segovia y Soria. Y descendido en Burgos, Palencia, Salamanca y Zamora.