"Conmigo, cuidadito", Rocío Flores pierde los nervios en plató y acaba bebiendo una tila en directo

Rocío Flores (Foto: E. P.)

La hija de Antonio David vivió un duro enfrentamiento con Kiko Jiménez, que desveló que había escuchado a la joven decirle a su representantes que "ya tenían el objetivo cumplido" si el padre era expulsado.  

 

 

La joven arrancó la noche notablemente nerviosa y estalló tras verse unas imágenes de un enfrentamiento entre su padre y Hugo. "Que mi padre intente hablar con Hugo para que no se altere y que él tenga la poca vergüenza de acusarle de empujarle. Mi padre ha estado a punto de entrar en prisión por una demanda por malos tratos de la que, afortunadamente, ha salido absuelto, y que este señor tenga los santos cojones de acusarle ahora de empujarle me parece vergonzoso", decía.

 

Pero cuando realmente explotó fue tras una intervención de Kiko Jiménez que afirmó que David debía salir esta semana ya que "tenía su objetivo cumplido", como él mismo escuchó comentar a la hija con su representante. 

 

Ahí ya Rocío Flores perdía los papeles. "Mi padre puede ser expulsado porque saldrá con la cabeza muy alta, este es un concurso de convivencia y ha demostrado saber convivir. Tú, en cambio, has salido por la puerta de atrás y ahora te dedicas a hacer caja a mi costa".

 

"Tú te fuiste de Telecinco por la puerta de atrás. ¿Te recuerdo por qué estás trabajando en 'Mujeres y hombres y viceversa' y por qué fuiste a 'Supervivientes'? Conmigo, cuidadito. Por las buenas, soy muy buena, pero por las malas, muy mala", sentenciaba antes de acabar tomándose una tila para los nervios.