De cuando David cedió pero Goliat sintió su aliento o Unionistas fue casi tan grande como el Real Madrid

El Real Madrid, que no fue mejor que Unionistas, se llevó el histórico partido de Las Pistas (1-3). 

Este 22 de enero de 2020, seis años después de venir al mundo, Unionistas de Salamanca ha hecho historia sin ni siquiera necesidad de  que el colegiado señalara con el pitido el inicio su partido ante el Real Madrid. Se sentía y se ha vivido así durante los últimos ocho días pero ver a las 20.30 horas el aspecto de Las Pistas, como nunca antes, escuchar el ambiente, vivir la salida al campo de los jugadores locales y de los del Real Madrid de la mano de pequeños canteranos del club salmantino, compartir un minuto de silencio tremendo en memoria del abuelo de Cristian Portilla y ver la puesta en escena de uno y otro equipo demostraron que este pequeño club ha hecho algo grande y después de ver el partido, más. Pese a quien le pese. Así hemos contado en DIRECTO toda esta histórica jornada.

 

 

 

 

 

 

 

El respeto con el que el Real Madrid afrontó desde el minuto uno su eliminatoria en Las Pistas lo refrendó Zidane primero con su convocatoria y después con el once inicial que dispuso que arrancó la sonrisa de más de uno porque pagar esta entrada, si ya merecía la pena de por sí, más aun cuando se confirmaba a Benzema, Bale y Vinicius en la delantera o un centro del campo con Valverde y Casemiro. Enfrente Luaces dispuso un once en la línea de su anterior partido de Copa, con muchos titulares habituales pero reservando alguna bala tanto de recambio como pensando en el Alavés B.

 

Primeros minutos de tanteo, con Unionistas con la intención de tocar aunque no es sencillo ante un centro del campo como el blanco que, poco a poco, fue entrando en acción buscando siempre transiciones rápidas. A los once minutos el primer susto se lo llevó Bale tras una carrera que acabó en nada pero de la que salió mal parado y estuvo varios minutos echándose mano al tobillo. Poco después James intentaba el primer disparo a puerta que, tocado por un defensa, se fue a córner.

 

Comenzaba a mover con velocidad el Real Madrid y sin necesidad de hacer mucho encontró el gol, favorecido porque no hubo entendimiento entre portero, que no pidió a su defensa que la mandara a córner y el balón acabó a los pies de Bale que la tocó casi como si tuviera un putt parea colarla sin que Brais pudiera reaccionar a tiempo. Apenas lo celebró él, y eso que hacía 140 días desde su último tanto, y en el campo silencio absoluto, casi incredulidad. Eso sí rápido volvió el sonido y con aplausos tras un disparo de Góngora que Areola tuvo que despejar a córner con algún apuro.

 

Foto: Arai Santana

 

Tras el tanto y la llegada con Góngora, casi se puede decir que Unionistas estuvo mejor basicamente porque el Real Madrid jugaba apenas a segunda velocidad, conformándose tirar de calidad hasta llegar al área donde sí se intuía muchísimo peligro pero sin llegar a concretar en oportunidades porque faltaba acierto en el último pase. Aun así cualquier balón cerca del área de Brais conllevaba un riesgo evidente y James estuvo cerca del segundo pero su intento se fue al larguero por arriba. 

 

Foto: Arai Santana

 

Navas era el mejor de Unionistas en el uno contra uno y no solo se atrevía a encarar sino que también superaba a rivales -se atrevió incluso con un caño a Casemiro-, y de sus pies llegaba una buena contra con envío al segundo palo que Militao enviaba a córner llegando antes de que Guille Andrés. 

 

Comenzó el segundo tiempo con una muy buena acción de Brais ante un James con mucha voluntad pero al que le faltaba acierto en los últimos metros y la definición. Pero Unionistas se resistía a la sentencia y seguía intentándolo, buscando a Guille o Navas o con algún intento lejano como un disparo de Gallego en una incorporación en carrera que se le fue muy alto. 

 

El Real Madrid iba por delante, parecía cómodo pero tenía enfrente a un rival que no pierde la fe y que sabía que en un partido con nada que perder cualquier acción en positivo le podía sumar y no solo es que lo siguiera haciendo bien es que encontró la mejor de las recompensas a esa creencia en sus posibilidades. El equipo de Luaces sabía que al toque lo tenía complicado pero con la entrada de Romero a la contra podía cazar alguna y vaya que si lo hizo, apenas unos minutos después de entrar al terreno de juego. Una contra tres para dos en la que el sevillano conducía el esférico y parecía tener un pase fácil sobre Navas pero optó por seguir avanzando hasta frontal, no miró a nadie, solo a la portería y no perdonó. 1-1 y el infierno de Las Pistas ardió. 

 

Foto: Arai Santana

 

Incalificable la alegría general aunque durara poco porque cinco minutos después el Real Madrid volvía a romper la igualdad en una llegada en tromba que finalizó con el disparo de Brahim. Góngora la intentó sacar pero fue imposible. E igual que reaccionaron los de Zidane intentaron hacerlo los de Luaces que saliendo a la contra hacían daño y se volvían a plantar en un tres para dos que resolvió De la Nava con un disparo que sacó Areola, que ya tenía claro que su presencia en Las Pistas no era la de un convidado de piedra. A su izquierda Romero viajaba solo, pero no le vio el salmantino. 

 

Foto: Arai Santana

Era evidente que la entrada de Romero había variado la dinámica del duelo, ahora más abierto y revolucionado. Ahora sí que incluso se veían entradas para frenar al rival y es que esas salidas en velocidad de los de Unionistas incomodaban a su rival y Carvajal despejaba a córner un balón que buscaba a dos rematadores claros. En la acción consecutiva, Areola atrapaba abajo una ocasión a bocajarro de De la Nava. 

 

Y seguía llegando el equipo de Luaces que otra vez estuvo a punto de ver como un hombre que acababa de meter en el campo encontraba portería. A Diego González le faltaron centímetros para rematar un nuevo centro de Romero, que de este encuentro sale por la puerta grande. 

 

Evidentemente con Unionistas intentándolo y espacios de sobra, el Real Madrid también llegó y lo hizo rondando el tanto con triple ocasión Brahim al palo, para Brais a Vinicius y el tiro de Jovic se pasea por la línea de gol.

 

 

 

 

De hecho el tercero del equipo blanco llegó ya en el tiempo de descuento con Brahim de nuevo como protagonista con un disparo cruzado. Un resultado más abultado en contra que no desmerece, ni mucho menos, el día en que la voluntad de Unionistas hizo sentir su aliento en el cogote al Real Madrid y por eso, y porque casi siempre es así, la afición despidió como despidió a los suyos. Total comunión. 

 

FICHA DEL PARTIDO 
UNIONISTAS CF: Brais Pereiro, Gallego, Zubiri, Ayoze (Matthieu, min. 87), Piojo, Javi Navas (Diego González, min. 79), Guille Andrés, De la Nava, Garrido (Romero, min. 53), José Ángel y Góngora.
REAL MADRID CF: Areola, Carvajal, E. Militao, Nacho, Benzema (Jovic, min. 75), Bale (Brahim, min. 51), Marcelo, Casemiro, Valverde, James (Isco, min. 80) y Vinicus.
GOLES: 0-1, min. 17, Bale. 1-1, min. 57, Álvaro Romero. 1-2, min. 61, Brahim. 1-3, min. 90+, Brahim.
ÁRBITRO: Melero López, colegio andaluz. Tarjeta amarilla a Álvaro Romero. 
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a los 1/16 de la Copa del Rey disputado en Las Pistas del Helmántico.