Editores de libros de texto y CEDRO colaboran para evitar usos ilegales o plagios de sus contenidos
Cyl dots mini

Editores de libros de texto y CEDRO colaboran para evitar usos ilegales o plagios de sus contenidos

Editores de libros de texto y CEDRO trabajan para crear un entorno digital seguro

Se ha creado una aplicación que permite identificar cualquier uso digital de las obras indexadas en su repertorio y, evitar así, que pueda estar haciéndose un uso indebido en redes abiertas o cerradas.

La Asociación Nacional de Editores de Libros y material de Enseñanza (ANELE) y el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) --asociación de autores y editores de libros, revistas, periódicos y partituras, editadas en cualquier medio y soporte-- han anunciado su colaboración para impulsar un entorno digital seguro para el desarrollo de las competencias digitales de la comunidad educativa en un marco responsable con los derechos de propiedad intelectual.

 

El objetivo de ambas organizaciones con esta iniciativa es facilitar soluciones tecnológicas que permitan el uso responsable de contenidos educativos "de calidad", con el fin de que profesores y alumnos trabajen de forma segura y no con copias ilegales o plagios.

 

En el marco de esta colaboración, los editores de ANELE van a incorporar su catálogo en SAR, una aplicación desarrollada por CEDRO que permite identificar cualquier uso digital de las obras indexadas en su repertorio y, evitar así, que pueda estar haciéndose un uso indebido en redes abiertas o cerradas. SAR nace con vocación internacional, puesto que está previsto que se sumen fondos de otros países a través de sus correspondientes entidades de gestión.

 

"Esta iniciativa es más necesaria que nunca, puesto que nos encontramos en un momento en el que la educación a distancia, debido a la COVID-19 es una realidad y las autoridades educativas necesitan que sus profesores y alumnos trabajen con contenidos de calidad", asegura el presidente de ANELE, José Moyano.

 

Por su parte, el director general de CEDRO, Jorge Corrales, destaca que "es un compromiso por parte de los autores y editores apoyar a las autoridades educativas a integrar a los estudiantes en la sociedad digital" y añade que "para ello es necesario que desarrollen las destrezas relacionadas con el acceso a la información y la creación de contenidos en un marco de buenas prácticas en materia de propiedad intelectual".

 

Ambas organizaciones coinciden en que esta iniciativa, además, "está alineada con la nueva Ley de Educación", la denominada LOMLOE o 'Ley Celaá', ya que en ella se reconoce la necesidad de que los entornos de aprendizajes que los centros docentes ponen a disposición de los alumnos se utilicen "con pleno respeto a lo dispuesto en la normativa aplicable en materia de propiedad intelectual".

 

La intención de ANELE y de CEDRO es facilitar esta herramienta a las Consejerías de Educación de las comunidades autónomas para que puedan integrarlas en sus plataformas y evitar que entre los contenidos que ponen a disposición de alumnos y profesores puedan utilizarse copias piratas o plagios de libros y demás contenidos educativos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: