Actualizado 07:02 CET Versión escritorio
Soria

El Congreso le quita los 'gin-tonics' subvencionados a los diputados

ADMINISTRACIÓN

Cuánto les cuesta comer (y beber) a los diputados en el Congreso: lo que van a pagar en las cafeterías y restaurantes del hemiciclo.

Publicado el 09.03.2018

El Congreso acaba de abrir el proceso para contratar los servicios de cafetería del hemiciclo, un contrato de xx millones de euros. La empresa que se haga con el negocio tendrá que prestar los servicios de las tres cafeterías y el restaurante, del autoservicio del comedor y abastecer las máquinas de vending repartidas por las dependencias. La empresa podrá usar el amplio mobiliario y maquinaria que tiene el Congreso. La duración del contrato es de 18 meses, el presupuesto máximo es de 1.75.000 euros y el valor del contrato, con prórrogas, supera los 2,6 millones de euros.

 

El pliego de condiciones incluye los precios máximos que pagarán sus señorías para comer y beber en el Congreso, algo que siempre genera controversia por los precios tan económicos, si los comparamos con lo que se sirve en la calle. El documento con los precios completos se puede consultar aquí. La empresa servirá menús del día por los que se podrá comer a partir de 9,28 euros un primero, un segundo, postre, pan y bebida; serán 6,91 si queremos medio menú ó 11,23 euros si queremos dos segundos platos.

 

En cafetería, un desayuno continental (bebida + bollería o tostada de barrita o molde, con mantequilla, mermelada o tomate natural rallado con aceite y sal, o churros y porras) costará 1,08 euros; por el mismo precio se puede optar por el desayuno saludable (bebida + fruta de temporada por piezas o preparada o una alternativa baja en calorías). Un desayuno especial costará 1,44 euros. Y 2,17 por desayuno superior.

 

Un simple café, eso sí, de marcas de primeras calidades, costará 0,88 euros, que sube a un euro si lo queremos con soja o leche sin lactosa. El zumo de naranja costará 1,75 euros. Una caña saldrá por 0,96 euros y un tercio, 1,44 euros (1,55 si es sin alcohol). Una copa de vino tinto, 1.90 euros. No figuran en la lista los polémicos gin tonics de hace unos años, a 3,45 euros: han sido eliminados del pliego de condiciones siguiendo el ejemplo de Moncloa, donde sólo se sirven vino o cerveza y no licores de alta graduación.

 

En cuanto a los platos combinados, parten de los 6,50 euros, mientras un sandwich mixto costará 2,58 euros. Un bocadillo caliente costará 3 euros, y 5 si es bocadillo de ibéricos. La ración de jamón ibérico de bellota costará 18,04 euros y la de pulpo a la gallega, 10,05 euros.

 

Eso sí, sus señorías van a comer variado y sano. Entre las condiciones para las máquinas de vending, la rotación de los productos ofertada, debiendo producirse como mínimo una variación del 50% de la oferta una vez al mes. Y que al menos el 40% de la oferta será de productos saludables, tales como frutas, ensaladas, o productos ecológicos y/o sin gluten, orgánicos, debidamente etiquetados como tales. En cuanto a los productos de cafetería y restaurantes, se piden primeras marcas, pescados, carnes y verduras frescos, y al menos el 20% de la oferta dentro de cada categoría de producto deberán estar clasificados como procedentes de producción “ecológicos” u “orgánicos”, pertenecer al grupo “sin gluten” o “sin lactosa”. En el autoservicio, habrá menú bajo en calorías y menú vegetariano.

COMENTARComentarios