El IES Antonio Machado recuerda al poeta en el 80 aniversario de su muerte

IES Antonio Machado (Foto: Google Maps)

Una comitiva de alumnos y profesores del instituto que recibe su nombre en la capital, el IES Antonio Machado, como es tradición desde febrero de 1967, subirá sobre las 11.30 horas al cementerio del Espino.

El Instituto de Educación Secundaria (IES) Antonio Machado de Soria recordará este viernes 22 de febrero al poeta en el 80 aniversario de su muerte recitando poemas y realizando una ofrenda floral en la tumba de su esposa Leonor, en el cementerio del Espino.

 

Este viernes, 22 de febrero, se cumple el 80 aniversario de la muerte en Colliure (Francia) del poeta Antonio Machado, sevillano de nacimiento, referente universal de hombre bueno y estandarte de la provincia de Soria por colocar su nombre y su paisaje a la altura de cualquier otro referente literario globalmente conocido.

 

Una comitiva de alumnos y profesores del instituto que recibe su nombre en la capital, el IES Antonio Machado, como es tradición desde febrero de 1967, subirá sobre las 11.30 horas al cementerio del Espino a conmemorar, junto a la tumba de Leonor, el aniversario de su muerte y, sobre todo, a mantener viva su memoria y su legado en un centro que tanto le debe, dando así continuidad a un rito que ya forma parte de la idiosincrasia del histórico Instituto.

 

El profesor Carmelo Romero, uno de los primeros en participar en este acto, estará en el homenaje cincuenta y dos años después de aquella primera ofrenda, junto a los jóvenes machadianos.

 

Consuelo Martínez, alumna de Preuniversitario del curso 1966-1967 que también formó parte de la primera ofrenda floral, estuvo en el homenaje en 2017.

 

El centro soriano tiene como objetivo invitar a sumarse al acto, en los sucesivos aniversarios, a los antiguos participantes en aquellos primeros homenajes, regresando ahora acompañando a los alumnos más pequeños del Instituto.

 

El acto consistirá en la colocación de un ramo de flores en la tumba de la esposa del poeta y en la lectura de alguno de los poemas de su obra 'Campos de Castilla' que más lo vinculan con ella, con Leonor, y con Soria, a la que legó el inmenso regalo de una imagen lo más pura posible.

 

El Instituto busca así un doble objetivo: hacer evidente que la vinculación del poeta con el instituto al que da nombre permanecerá siempre presente y que, en su paso por Soria, su esposa Leonor y el centro educativo en el que desempeñó su labor ocuparon un puesto central.