El Valencia cae goleado ante el Atalanta y buscará el milagro en Mestalla

Los jugadores del Atalanta celebran uno de sus cuatro goles. Jonathan Moscrop/CSM

El conjunto de Albert Celades sufrió el vendaval italiano, uno de los equipos más goleadores de todo el continente, pero el tanto de Cheryshev deja abierta la puerta de la remontada.

ATALANTA: Gollini; Tolói, Palomino, Caldara (Zapata, min.75); Hateboer, De Roon, Freuler, Gosens; Gómez (Malinovsky, min.81), Ilicic y Pasalic (Tameze, min.92).

VALENCIA CF: Doménech; Wass, Diakhaby, Mangala, Gayà; Parejo, Kondogbia; Ferran Torres, Soler, Guedes (Cheryshev, min.64); y Maxi Gómez (Gameiro, min.73).

GOLES: 1 - 0, min.16, Hateboer; 2 - 0, min.42, Ilicic; 3 - 0, min.57, Freuler; 4 - 0, min.63, Hateboer; 4 - 1, min.66, Cheryshev.

ÁRBITRO: Michael Oliver (ING). Amonestó a Hateboer (min.79) por parte del Atalanta.

ESTADIO: San Siro, 45.792 espectadores.

El Atalanta destrozó (4-1) al Valencia en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones celebrada en San Siro este miércoles, un recital ofensivo de los de Gasperini que no tuvo respuesta visitante, a pesar de la reacción final y de buenas ocasiones que desperdició en especial Maxi Gómez.

 

El cuadro 'che' se la pegó en su visita al estadio de Milán, donde juega el Atalanta su primera 'Champions', y tendrá que buscar un milagro el 10 de marzo en Mestalla. El alegre e imprevisible juego de los Bérgamo pasó por encima de un Valencia que quiso mejorar antes del descanso y no lo hizo hasta verse 4-0.

 

Dos goles de Hateboer, uno de Ilicic y otro de Freuler firmaron la ejecución 'che', desplegados casi siempre por Papu Gómez. El capitán local lideró las carreras de un Atalanta con muchos espacios, haciendo sufrir a Diakhaby y Mangala, centrales en lugar de los lesionados Gabriel y Garay, pero también desbordando el centro.

 

Pasalic tuvo un mano a mano con Jaume y la siguiente no falló. El Valencia tuvo respuesta, viendo lo que en el tramo final serían las costuras de un equipo que en defensa no lo hace tan bien. Gayá y Guedes, ambos en busca de su mejor versión tras lesión, se soltaron por momentos y el equipo de Celades ganó profundidad.

 

La conducción que destacaba sin embargo seguía siendo la de Papu Gómez, sin oposición en una defensa 'che' retrasada y que vio entre tres jugadores el latigazo de Ilicic para el 2-0. Muchos espacios para un equipo atrevido y con acierto, que tras el descanso volvió a jugar cómodo. El Valencia salió de nuevo dormido y permisivo.

 

Freuler, con una rosca imposible, aprovechó el lío de Kondogbia con el balón en zona peligrosa, y Hateboer, a la contra, hizo el 4-0. Antes del cuarto Maxi había perdonado solo delante del portero, pero no sería la única. El recién entrado Cheryshev fue el encargado de dar algo de fe a los de Celades con el 4-1 en el 66'.

 

Tenía tiempo el Valencia para llevarse un resultado al que aferrarse pero de nuevo Maxi perdonó el pase de la muerte de Ferrán. Cada balón al área parecía peligro inminente, con el Atalanta desgastado en su carrera y enseñando los problemas en defensa que no supo aprovechar el Valencia. Mestalla tendrá que apelar a la épica aunque también a frenar al equipo más goleador de la Serie A.