Encuentran los cadáveres de dos perros muertos a tiros en una zanja para desechos de animales

Imágenes de la zanja y los cadáveres de perros, que aparecieron con orificios de bala.

Investigan a una persona por arrojar dos perros a una zanja habilitada para desechos de las matanzas en la comarca de Benavente. Los cadáveres aparecieron con orificios de bala.

El Juzgado de Benavente investiga a un hombre por arrojar dos cadáveres de perros a una zanja habilitada por el Ayuntamiento de una localidad de la comarca, que no ha trascendido, para que sus vecinos depositaran los restos orgánicos de las matanzas tradicionales domiciliarias.

 

La Guardia Civil de Zamora ha practicado la investigación hasta su traslado al Juzgado de Guardia. Según han apuntado desde la Comandancia, un equipo del Seprona recibió la información del hallazgo de restos de dos perros en una zanja municipal el pasado 6 de febrero.

 

Tras comprobar los hechos sobre el terreno, los agentes de la Guardia Civil constataron que los restos de los canes presentaban orificios de entrada y salida de un proyectil, una información certificada posteriormente por los veterinarios de la Junta de Castilla y León. Una vez identificados los animales abatidos, la Guardia Civil dio con el titular de los perros y comenzó la investigación como presunto autor de un delito de maltrato animal.

 

La zanja, según han apuntado desde la Comandancia, había sido abierta por el ayuntamiento "para que los vecinos depositaran los restos orgánicos de las matanzas tradicionales domiciliarias".