Estudiantes de las escuelas de hostelería de Burgos y León aprende a cocinar el Torrezno de Soria

Alumnos aprenden a cocinar el torrezno de Soria

Los actos se han celebrado en el CIFP La Flora, la Escuela de Hostelería de Burgos, a la que han asistido unos 40 futuros hosteleros y posteriormente en el CIFP Ciudad de León.

Un centenar de estudiantes de las escuelas de hostelería de Burgos y León han aprendido este miércoles a cocinar el Torrezno de Soria con dos 'show cooking' a cargo del cocinero soriano Juan Carlos Benito.

 

Los actos se han celebrado en el CIFP La Flora, la Escuela de Hostelería de Burgos, a la que han asistido unos 40 futuros hosteleros y posteriormente en el CIFP Ciudad de León, Escuela de Hostelería y Turismo de León donde alrededor de 60 estudiantes se han deleitado con la clase magistral del Torrezno de Soria.

 

El cocinero soriano Juan Carlos Benito de Grumer catering, uno de los maestros de cocina con mayor conocimiento en el Torrezno de Soria como lo ha demostrado en varias edición de Madrid Fusión y hace una semana elaborando una comida para el Banco Mundial, en Washington DC, ha sido el encargo de mostrar a los estudiantes de hostelería de Burgos y León cuál es la forma más correcta de elaborar el producto y preparó hasta seis diferentes platos.

 

Benito ha mostrado desde el tradicional Torrezno de Soria, a las almitas de torreznos o también denominadas virutas de matanza, a platos más sofisticados como un torrezno confitado con yema, tierra y trufa; un trampantojo de croqueta de torrezno o uno de sus platos más alabados y que se presentó en Madrid Fusión: la deconstrucción del Torrezno que Juan Carlos Benito denomina Torrezno 2.0.

 

Seis formas diferentes de trabajar en la cocina éste clásico y tradicional producto soriano que cada día conquista más mesas y paladares, seguidas de una degustación y un breve coloquio entre los asistentes sobre éste producto.

 

La gira gastronómica que ha realizado el Torrezno de Soria, por Burgos y León, es la continuación de las iniciadas el año pasado en Salamanca y Valladolid, con un éxito similar, y forma parte de las acciones que desde la Marca de Garantía Torrezno de Soria se están haciendo para dar a conocer uno de los grandes embajadores de la cocina castellanoleonesa y soriana.