La bicicleta, el medio urbano que se asocia a una mejor salud mental y menos soledad

Alquiler bicicletas Nueva York Citi Bike

Un estudio sitúa en segundo lugar el desplazamiento a pie, con buena salud general y vitalidad.

La bicicleta es el medio de transporte urbano que se asocia con una mejor salud general autopercibida, mejor salud mental y una menor sensación de soledad, según una investigación realizada en siete ciudades y liderada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) en el marco del Proyecto europeo Pasta.

 

El estudio, publicado en 'Environment International', ha analizado cuestionarios de más 8.800 personas de Amberes (Francia), Barcelona, Londres (Reino Unido), Örebro (Suecia), Roma (Italia), Viena (Austria) y Zúrich (Suiza) sobre el medio de transporte que usan, la frecuencia y la autopercepción de la salud.

 

La bicicleta fue el transporte con mejores resultados en todos los análisis: se asoció con una mejor salud general autopercibida, mejor salud mental, mayor vitalidad y menos estrés autopercibido y sensación de soledad, y en segundo lugar se sitúa el desplazamiento a pie, que se asoció con una buena salud general autopercibida, mayor vitalidad y mayor contacto con familiares y/o amigos.

 

El estudio ha permitido hacer "más visible el efecto positivo de los desplazamientos a pie, que en estudios previos no era concluyente", ha señalado la primera autora del estudio, la investigadora del ISGlobal --centro impulsado por la Fundación Bancaria La Caixa-- Ione Ávila Palencia.

 

Los investigadores analizaron los efectos --por separado y combinados-- del automóvil, la motocicleta, el transporte público, la bicicleta eléctrica, la bicicleta y el desplazamiento a pie, y tras un test inicial, un total de 3.500 participantes realizaron un cuestionario final.

 

Las preguntas sobre salud mental se enfocaron en conocer sus cuatro mayores dimensiones (ansiedad, depresión, pérdida de control emocional y bienestar psicológico), vitalidad (nivel de energía y fatiga) y percepción de estrés, y también se preguntó sobre relaciones sociales, como la sensación de soledad y el contacto con familiares y/o amigos.

 

ANÁLISIS COMBINADO

 

Los resultados de los otros medios de transporte analizados no fueron del todo concluyentes: "El uso del coche y del transporte público se asociaron con una mala salud general autopercibida en el análisis de los modos por separado, pero este efecto desapareció al hacer el análisis combinado", según Ávila.

 

El coche también se asoció con menos sensación de soledad en todos los análisis, lo que "es muy probable que sea debido a que la población de estudio tiene un uso muy poco frecuente del coche y probablemente la mayor parte de viajes hechos con este modo de transporte sean con objetivos sociales, por ejemplo, visitar a un familiar o amigo", ha considerado la autora.

 

Ávila ha destacado que se trata del "primer trabajo que relaciona el uso de múltiples medios de transporte urbano con efectos para la salud, como la salud mental o contactos sociales", lo que permite un análisis más realista porque las personas en ciudades tienden a utilizar más de un transporte.

 

"La similitud de las conclusiones en todas las ciudades estudiadas sugiere que el transporte activo, especialmente el uso de la bicicleta, debería fomentarse para mejorar la salud de la población y las interacciones sociales", ha añadido, y ha indicado que los usuarios de bicicleta siguen siendo bajos en las ciudades europeas, a excepción de países como Holanda y Dinamarca, por lo que existe un amplio margen para aumentar su uso.