La operación 'Skin Fade' deja 80 robos, 19 de ellos en Soria, y detiene a 8 personas

La Guardia Civil de Soria ha detenido a ocho personas en el marco de la operación 'Skin Fade', en la que se han logrado esclarecer 80 robos, 19 de ellos en la provincia, según han explicado este jueves el subdelegado del Gobierno, junto con el teniente coronel de la Guardia Civil. 

Miguel Latorre, subdelegado del Gobierno y el teniente coronel de la Guardia Civil, Andrés Velarde, han señalado que además de detener a estas personas por robos con fuerza,  generalmente en furgonetas, también se les acusa de organización criminal.

 

Velarde ha explicado el desarrollo de la operación que empezó en el mes de marzo, cuando se denunciaron varios robos de furgonetas en Almazán y que se repetirían en diferentes fechas. La Guardia Civil ya tenía constancia de que se habían producido episodios similares en la capital por lo que comenzaron las investigaciones y las labores de prevención para evitar nuevos hechos. 

 

Los agentes detuvieron en el mes de junio a algunos autores de estos hechos y detectaron la existencia de un grupo criminal. En este sentido y tras cinco meses de trabajo, se han detenido a ocho personas, seis de ellos autores materiales de los robos tras realizar registros domiciliarios en Madrid y en una nave industrial en la zona de la Cañada Real.

 

Otro de los detenidos ha sido el receptador de la mercancía, un madrileño de la zona de la Cañada Real que daría salida en el mercado a los diferentes botines obtenidos. 

 

Los detenidos son F.C.P.M de 22 años; F.J.F.M de 19 años; C.F.F de 41 años y M.F.J de 18 años; B.D.A.C de 44 años; J.B.R de 20 años; A.V.J de 18 años de edad y N.S.A.C de 36 años.

 

Estos delincuentes, que proceden de Madrid y Burgos, forzaban cerraduras de vehículos comerciales, sobre todo furgonetas o entraban rompiendo la luna, después, elegían los productos de valor, entre los que se encontraban  400 kilos de café robados de un local comercial de Soria, 75 cajas del licor 'Malibú', radiadores, bicicletas, televisores, impresoras o 1.690 euros en billetes fraccionados.

 

Velarde ha instado a aquellos ciudadanos que han sufrido algún robo de estas características que lo denuncien para esclarecer nuevos delitos e incluso identificar a los propietarios del material recuperado.

 

En cuanto al nombre de la operación, 'Skin Fade', corresponde a un peculiar peinado de uno de los delincuentes.