Las brigadas forestales de la Diputación trabajaron en 262 localidades y 608 hectáreas en 2018

Pedro Casas (Foto: E. P.)

Este incremento también se traslada al número de núcleos de población atendidos por las brigadas, que aumentó de 146 en 2016 a 262 en 2018.

Las brigadas forestales contratadas por la Diputación Provincial de Soria a través del Plan de Empleo Forestal Local de la Junta de Castilla y León realizaron durante el pasado año labores de limpieza y adecuación de las zonas periurbanas de 262 localidades de la provincia, alcanzando un total de 608,50 hectáreas.

 

Así lo ha explicado hoy el vicepresidente Pedro Casas, que ha destacado el incremento que ha tenido este servicio desde su puesta en marcha en 2016, ya que "cada vez es más solicitado por los ayuntamientos". Casas ha explicado que de 478 actuaciones realizadas en 2016 se pasó a "535 durante el pasado año". Este incremento también se traslada al número de núcleos de población atendidos por las brigadas, que aumentó de 146 en 2016 a 262 en 2018.

 

Respecto a los trabajos acometidos durante el pasado año, el vicepresidente ha explicado que la superficie de actuación total por brigadas ascendió a 230 hectáreas, una cifra similar a los años precedentes. A ello se suman las actuaciones de desbroce y limpieza de las cunetas de carreteras, que llegaron a 378 hectáreas. En total, por tanto, fueron 608,50 hectáreas atendidas en toda la provincia. El número medio de actuaciones por brigada se cifró el pasado año en 107.

 

Pedro Casas ha recordado que, para poder desarrollar esta actividad, la Diputación contrató a 35 personas, de las cuales dos eran técnicos, cinco capataces y el resto peones que se organizaron en cinco brigadas para poder atender así las diferentes zonas de la provincia en las que quedó repartido el trabajo, así como las labores de desbroce de las cunetas.

 

El vicepresidente ha explicado que las brigadas forestales vienen subvencionadas por el Plan de Empleo de la Junta de Castilla y León con 10.000 euros por operario, lo que supuso una dotación de 310.000 euros, que se vio complementada por la Diputación "con 19.492 euros para el alquiler de vehículos, 9.587 para equipación, 13.842 para herramientas y repuestos y 7.050 para carburantes. Un total de 63.505 euros a los que se sumó la parte de Diputación para complementar el personal haciendo un total de 200.000 euros, con lo que el coste total de las brigadas forestales es de 510.000 euros".

 

Casas se ha mostrado satisfecho con el balance de las actuaciones desarrolladas en la provincia para prevenir los incendios y ha confiado en que la Junta mantenga estos planes de empleo "porque nos permiten llegar a pequeños municipios que nunca han tenido este tipo de limpieza y que tenían un riesgo real de incendios. Las brigadas han tenido muy buena acogida entre todos los municipios y lo que pediríamos a la Junta es mantenerlas e intentar que sean más ágiles".

 

Las brigadas forestales tienen como finalidad la realización tareas de prevención de incendios en el interfaz urbano-forestal; apertura de fajas auxiliares contra incendios en carreteras y caminos rurales; tratamientos selvícolas de masas arboladas en parcelas de montes públicos próximas a los pueblos; adecuación de áreas recreativas; adecuación de riberas; apertura y mantenimiento de sendas; y trabajos diversos de colocación de señales, reposición de mojones, limpieza de pasos de agua y despeje de cunetas, plantaciones o reposiciones de marras.