Las condiciones de vida de los jóvenes españoles entre las peores de Europa, según un estudio de la UVa
Cyl dots mini

Las condiciones de vida de los jóvenes españoles entre las peores de Europa, según un estudio de la UVa

El Campus María Zambrano acogerá este seminario

Investigadoras del Departamento de Economía Aplicada Campus María de Zambrano de Segovia elaboran un indicador global

Las investigadoras del Departamento de Economía Aplicada y miembros del Grupo de Investigación Economía y Políticas Públicas de la Universidad de Valladolid (UVa) Elena Corrales y Beatriz Rodríguez, han creado un indicador global orientado a medir los aspectos de las condiciones de vida de los jóvenes, en el que se pone de manifiesto que los países que muestran las peores posiciones son Grecia, España, Rumanía e Italia. En el otro extremo de la escala, con los mejores resultados, se encuentran Austria, Alemania, Países Bajos, Luxemburgo, los países bálticos, la República Checa y Eslovenia.

 

Según un comunicado de la UVa recogido por Ical, a diferencia de indicadores globales que ya existen como el Índice de Desarrollo Juvenil de la Commonwealth o el Índice de Bienestar Global de la Juventud, que calculan una media ponderada de los indicadores básicos que compensa los resultados negativos de algunos indicadores con los positivos arrojando un resultado engañoso, este indicador global propuesto por las investigadoras de la UVa resuelve el problema de la compensación y además establece valores deseables y aceptables de cada indicador.

 

Un segundo objetivo de la investigación planteada desde el Departamento de Economía Aplicada es comparar el desempeño en esta materia de los países europeos y comparar la evolución durante la crisis económica. Para ello el indicador se calcula en dos momentos: 2007, cuando comenzaron a sentirse en EEUU los primeros síntomas de la crisis y en 2016, que se corresponde a los últimos datos disponibles.

 

Los resultados confirman que durante la Crisis del 2008 las políticas educativas impulsadas por la UE funcionaron positivamente en todos los países. Sin embargo, la situación laboral de los jóvenes en Europa ha empeorado en, prácticamente, todos los países y en cuanto a la inclusión social, el aumento del desempleo y la precarización del mercado laboral han hecho que esta disminuya.