Laura Matamoros, al contrario que su padre, guarda silencio ante las declaraciones de su hermano Diego

Tras el feliz momento que vivió el pasado mes de mayo con la llegada del pequeño Matías, Laura Matamoros está pasando por un momento complicado de su vida. 

Muy lejos de lo que parecía la reconciliación entre los miembros de su familia, la intervención de Diego Matamoros en Sálvame Deluxe, ha hecho aumentar las tensiones, malmetiendo contra su padre al asegurar que cobró 16.000 euros por acudir a su boda y por dejar en el aire que Benji Aparicio fuese el que filtra información a la prensa.

 

Este lunes, Laura ha acudido a un centro de boxeo junto a su pareja Benji, y con rostro serio no ha querido hacer ningún tipo de declaraciones sobre la polémica que se ha generado, especialmente en torno a su pareja. 

 

Sin embargo, sí conocemos la opinión de la hija mediana de Kiko Matamoros al respecto ya que durante la publicidad del programa el pasado sábado, tuvo una conversación telefónica con Gema López en la que expresaba su indignación con Diego asegurando que "se le ha ido la olla", y que "todo es una estrategia para entrar en Gran Hermano Vip". 

 

Kiko Matamoros, por su parte, sí se ha pronunciado al respecto, a través del programa Sálvame durante sus vacaciones en Marbella. "Ni he cobrado ni a espaldas, ni por asistir", aseguró el colaborador y posteriormente reprochó: "dónde están las pruebas, dónde he cobrado, en el banco corazón que tiene el mismo nombre de este dedo", haciendo un corte de manga dedicado a la cámara.