"Legiones de jóvenes a sueldo" de cárteles de la droga en Campo de Gibraltar

Fajos de billetes de 50 euros

Durante el pasado fin de semana una unidad de elite de la Guardia Civil fueron agredidos por unas 40 personas que tendrían relación con el narcotráfico. 

El secretario General de la Asociación Unificada de Guarcias Civiles, Alberto Moya, ha afirmado este lunes que "existe el riesgo grave" de que se implanten cárteles de droga en la zona de Campo de Gibraltar, porque las mafias tradicionales de tráfico de hachís o contrabando de tabaco "se están organizando ya jerárquicamente para estructurar el negocio" y tienen "legiones de jóvenes a sueldo".

 

Moya se refería a la situación en la comarca gaditana, donde este fin de semana nueve agentes de "una unidad de élite" de la Guardia Civil fueron agredidos por unas 40 personas que se encontraban en una comunión y que según las primeras investigaciones, tendrían alguna relación con el narco y habrían "reconocido" a los agentes.

 

"Ahora tenemos una generación de narcos que se plantan ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que utilizan armas de fuego y en las que hay profesionales", ha señalado en una entrevista en COPE.

 

Según ha afirmado, "esta gente tiene legiones de jóvenes a sueldo" porque en un lugar con "graves problemas" de desempleo y pobreza, "pueden pagar sueldos que ninguna multinacional puede pagar a sus ejecutivos".

 

Asimismo, ha alertado de otro fenómeno y es la entrada en la economía local de "una cantidad de dinero en negro" importante que a su juicio, puede provocar una "tremenda corrupción" y va a "afectar a la sociedad y a las instituciones".

 

Moya afirma que mientras, el Estado de Derecho está perdiendo peso en la zona, entre otros motivos porque "las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no tienen los medios ni las plantillas suficientes para abordar un problema que está creciendo por momentos" en un área que, a su juicio, "debe declararse zona de especial conflictividad".

 

"No nos parece bien que el Ministerio del Interior eche balones fuera, que hable de hechos aislados, que no refuerce las plantilas o que contemos con medios insuficientes", ha añadido Moya, quien ha incidido además en que ya en Policía Nacional y Guardia civil "ya no quieren" aceptar Campo de Gibraltar como destino.

 

En esta línea, el delegado en Cádiz de la AUGC, José Encinas, ha detallado que "la última convocatoria de plazas no cubre ni por asomo" las necesidades que había estimado para la zona esta asociación, mayoritaria en el Instituto Armado. "El refuerzo es cero. Ahí está demostrando el Ministerio del Interior que no tiene mucho interés", ha señalado.

 

En una entrevista con Onda Cero recogida ha apuntado además que lo sucedido este fin de semana "da mucho que pensar sobre el respeto que se le está perdiendo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" y ha denunciado que hay "cierta permisividad" en "una parte de la población" de Campo de Gibraltar con el narcotráfico.

 

"La diferencia con Galicia es que allí la propia población estaba en contra de esta actividad, no estaban a favor del narcotráfico, y aquí hay cierta permisividad en una parte de la población y ante ese tipo de permisividad, es más complicado de combatir", ha señalado.

 

La clave, en su opinión, es que la gente piensa que "mientras no le moleste", el narco puede seguir su actividad y que es permisiva con el tráfico, por ejemplo, de tabaco. "Pero resulta que la línea roja entre el contrabando de tabaco, el nacortráfico de hachís y el de cocaína es muy fina, y por regla general, todo el que ha empezado dedicándose al contrabando de tabaco al final, acaba dedicándose al narcotráfico", ha apuntado.