Los autónomos de Salamanca denuncian su ruina absoluta y la falta de ayudas
Cyl dots mini

Los autónomos de Salamanca denuncian su ruina absoluta y la falta de ayudas

Los autónomos, concentrados ante la subdelegación del Gobierno. Foto: A. Santana
Ver album

Una caravana en coche llega a la subdelegación del Gobierno para pedir medidas a las administraciones: endeudados, 300.000 autónomos de todo el país echarán el cierre este año.

Los autónomos, uno de los colectivos más golpeados por la crisis del Covid, han salido este miércoles a la calle en Salamanca para denunciar su situación de ruina absoluta, ahogados por los cierres de actividad y el endeudamiento que llevará a muchos a cerrar para siempre. La Asociación Autónomos Unidos (AUPA) ha organizado una caravana de coches por las calles de Salamanca para pedir medidas de apoyo ante la crisis, y como otros colectivos hicieron antes han llevado su malestar desde el aparcamiento de las Bernardas a la sede de la subdelegación del Gobierno.

 

Cerca de un centenar de vehículos y participantes han hecho el recorrido hasta llegar a su destino, donde han desplegado tres pancartas alusivas a sus reclamaciones. En una de ellas se podían ver las caras del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y del vicepresidente Francisco Igea.

 

“Somos todo lo que te rodea, tus vecinos, tus amigos. Hoy somos una marea de agricultores, ganaderos, pescadores, apicultores, transportistas y autónomos de todas las actividades económicas, con ganas de seguir trabajando, que grita con una sola voz, desde todos los sectores económicos, para decir bien alto, que queremos reformas integrales y las queremos ya”, expusieron los autónomos en el manifiesto que leyeron ante las diferentes subdelegaciones del Gobierno en una convocatoria que fue nacional y en la que “por primera vez en la historia” se unieron “autónomos, sector primario y transportistas en un paro nacional histórico” para buscar soluciones a la “grave crisis” que atraviesan.

 

Unos sectores “fundamentales para la economía” que suponen “el 90 por ciento de las empresas nacionales” y el 80 por ciento de los contratos de trabajo” y que insistieron en “la necesidad de inversión de futuro, de que se cumplan los tratados firmados, de fomentar el producto nacional y de cercanía y de abogar por unos puestos de trabajo de calidad y duraderos”.

 

Endeudados y al borde del cierre

Un millón de autónomos asegura que sus pérdidas son superiores a los 30.000 euros, según se desprende del barómetro situación autónomos del mes de febrero realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Además, 300.000 encuestados prevén cerrar a lo largo de este año por "encontrarse con serias dificultades para poder continuar con su negocio".

 

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha señalado que 2020 "ha sido un año horrible para miles de autónomos que han tenido que reducir sus plantillas, tener pérdidas de las cuales no saben si se va a recuperar y, en ocasiones, tener que echar el cierre en la ruina más absoluta".

 

Desde su punto de vista, es necesario un plan urgente de medidas económicas que establezca ayudas directas, "un plan de emergencia que permita a los autónomos enfrentarse a los próximos meses, amortiguar la caída de la actividad y evitar el cierre de empresas, autónomos y por ende, la destrucción de empleo".