Los cerdos sufrieron una renovación genómica completa tras llegar a Europa hace 8.000 años

Montanera de la empresa Aljomar de Guijuelo

Resuelta la paradoja histórica sobre los orígenes del cerdo.

Una nueva investigación dirigida por la Universidad de Oxford y la Universidad Queen Mary de Londres, en Reino Unido, ha resuelto una paradoja histórica sobre los orígenes del cerdo, y ha comprobado que experimentaron una renovación genómica completa después de llegar a Europa procedentes de Oriente, según publican en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

 

La evidencia arqueológica ha demostrado que fueron domesticados en el Cercano Oriente y, como tales, los cerdos modernos deberían parecerse al jabalí del Cercano Oriente y, sin embargo, las firmas genéticas de los cerdos domésticos europeos modernos se parecen al jabalí europeo.

 

La nueva investigación ha demostrado cómo sucedió esto. Trabajando con más de 100 colaboradores, los investigadores de la Escuela de Arqueología de Oxford secuenciaron las firmas de ADN de más de 2.000 cerdos antiguos, incluidos genomas de 63 cerdos arqueológicos de los últimos 10.000 años recogidos en el Cercano Oriente y Europa.

 

Los hallazgos revelaron que los primeros cerdos que llegaron a Europa junto con los granjeros hace 8.000 años tenían una clara ascendencia genética del Cercano Oriente. En el transcurso de los siguientes 3.000 años, sin embargo, los antiguos cerdos domésticos hibridaron con el jabalí europeo hasta tal punto que perdieron casi toda su ascendencia del Cercano Oriente.

 

Sin embargo, algunos niveles bajos de ascendencia del Cercano Oriente permanecieron potencialmente en el genoma de los cerdos domésticos europeos modernos, y esto probablemente explica sus característicos colores de pelaje manchado en negro y blanco y negro.

 

También se mantuvo un mayor nivel de ascendencia del Cercano Oriente en las poblaciones de cerdos en las islas del Mediterráneo, probablemente porque estas poblaciones experimentaron un flujo genético comparativamente menor con el jabalí europeo en relación con los cerdos del continente.

 

El profesor Greger Larson, director de la Red de Investigación de Paleogenómica y Bioarqueología (PalaeoBarn) en Oxford y autor principal del estudio, apunta que "tener acceso a genomas antiguos en un espacio y tiempo tan grandes nos ha permitido ver a cámara lenta el reemplazo de todo el genoma de los cerdos domésticos".

 

"Esto sugiere que la presencia de los cerdos en Europa durante milenios fue extensa, y que aunque los criadores de cerdos mantuvieron la selección de algunos colores de pelaje, los cerdos domésticos interactuaron con el jabalí con la frecuencia suficiente como para que perdieran la firma ancestral del jabalí de donde derivaron", prosigue.

 

Por su parte, el doctor Laurent Frantz, autor principal del estudio, de la Universidad Queen Mary de Londres, añade: "A todos nos enseñan que el gran cambio fue el proceso inicial de domesticación, pero nuestros datos sugieren que casi ninguno de la selección humana durante el primer 2.500 años de domesticación porcina han sido importantes en el desarrollo de los cerdos comerciales europeos modernos".

 

Ahora que el equipo ha armado una línea de tiempo de la historia genómica de los cerdos en el oeste de Eurasia, los próximos pasos en la investigación serán identificar con precisión, en el genoma de los cerdos domésticos europeos modernos, los pocos genes que conservaron su ascendencia original del Cercano Oriente.

 

Esto nos permitirá evaluar si la selección artificial aplicada por los primeros agricultores en la Media Luna Fértil (la zona de la antigua Mesopotamia y Persia), hace más de 10.000 años, dejó más legado en los cerdos modernos más allá del color del pelaje.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: