Luis Enrique se muestra positivo para lograr la clasificación y asegura que no piensa dimitir
Cyl dots mini

Luis Enrique se muestra positivo para lograr la clasificación y asegura que no piensa dimitir

"Tengo la sensación de que esto es como la botella de cava que está a punto de descorcharse... en cuanto las descorchemos y hagamos un partido completo, con una victoria holgada que genere confianza, saldrá nuestra mejor versión", avanzó.

El seleccionador español de fútbol, Luis Enrique Martínez, mostró un "alto convencimiento" de cara al partido de este miércoles contra Eslovaquia (18 horas), en la decisiva tercera jornada de la fase de grupos de la Eurocopa, y confía en "estar en octavos y pasar como primero".

 

"Nos jugamos lo que nos jugamos, simplemente pasar de ronda. Y luego la reflexión, cuando se consiga o no se consiga, será la que corresponda. Nos la jugamos como la mayoría de equipos en este Europeo, que llegan a la tercera jornada con posibilidades abiertas de quedar primero, segundo, tercero o incluso cuarto", indicó el asturiano en la rueda de prensa.

 

"Yo al equipo lo he visto bien, el 'feedback' directo que me da cuando entrenamos es muy claro. Nadie en el planeta fútbol puede decir que hemos sido inferiores a Polonia y Suecia, porque dominamos las cuestiones importantes y este es el objetivo este miércoles ante Eslovaquia", añadió el seleccionador español.

 

Preguntado por las críticas y su futuro, Luis Enrique dijo que está acostumbrado. "No me parece injusta ninguna de las situaciones que se den en el fútbol profesional y los entrenadores -si de algo sabemos- es de resultados y conseguir objetivos. Yo también espero estar en octavos y pasar como primero. Pero hay situaciones en el fútbol que no se pueden controlar y entendería y acepto -como hago- cualquier crítica", afirmó.

 

"No tengo que ahondar más en esta pregunta y la he contestado de manera clara en la anterior. Vivo de lo que puedo controlar y de lo que puedo hacer, que es mejorar a mi equipo y aportarle muchas más cosas", manifestó Luis Enrique, que recordó que tiene "contrato hasta después del Mundial". "Viendo cómo estoy aquí, el ritmo interesante de la competición, estaría encantado de seguir. Tengo contrato y no tengo ninguna intención de no cumplirlo", espetó.

 

"Ha jugado mucho rato en ataque, aunque parta de lateral derecho, pero si os fijáis tenemos un porcentaje alto de balón. Atacamos el 70-80% del partido y los laterales ocupan esos espacios. Muchas veces Llorente está abierto en banda, cierra situaciones, y en el medio, actúa muchísimos más minutos en ataque que en defensa. Pero estoy abierto a que jugadores como el perfil de Llorente puedan jugar en diferentes posiciones".

 

En otras cuestiones, Luis Enrique negó las comparaciones con el estilo de Javi Clemente. "En cuanto a metodología, a pesar de mi admiración por Javi Clemente, que es un 'crack', una persona única y gran entrenador, pero creo que no tiene nada que ver. Cada uno tiene una manera de ver el fútbol", aseguró.

 

"Tuve la suerte de contar con su confianza cuando era jugador y era un líder y una persona entrañable. Me puedo parecer en que nos va el cachondeo en las ruedas de prensa. Por el resto... ojalá se repita ganar el tercer partido (como en las fases del Mundial 1994 y Europeo 1996). Tenemos que mejorar la finalización y la consecución de goles. Ese es nuestro objetivo", insistió.

 

"¿Preocupado? Tengo la preocupación lógica de ver que mereces más y no llegas al resultado. Y como aquí no vivimos del aire pues estoy en un 7 sobre 10, pero me tengo que centrar en lo que puedo controlar y tengo que motivarme y en eso estoy. Y en cuanto al convencimiento, un diez. Tengo la sensación de que esto es como la botella de cava que está a punto de descorcharse... en cuanto las descorchemos y hagamos un partido completo, con una victoria holgada que genere confianza, saldrá nuestra mejor versión", avanzó.

 

"BUSQUETS ESTÁ BIEN, COMO TODOS"

 

En relación al once de este miércoles, Luis Enrique no lo desveló porque "no" quiere "dar pistas" a su homólogo eslovaco, Stefan Tarkovic. "No tendría ningún problema en dar la alineación pero no quiero dar pistas y no estamos en disposición de dar ventaja al seleccionador eslovaco. Y en cuanto a las correcciones, fuimos superiores y generamos ocasiones para ganar en los dos primeros partidos, pero hay aspectos a mejorar".

 

En este sentido, Luis Enrique subrayó la "ocupación de espacios, situaciones de presión en el repliegue", sin olvidar que "el rival también juega y tiene su categoría". "Lo único que garantiza goles es generar muchísimas oportunidades. Y no hay duda de que somos un equipo difícil de batir, aunque últimamente ante rivales en teoría inferiores nos ha costado materializar la superioridad en goles. Esa es la situación más difícil en el fútbol", repitió.

 

Además, Luis Enrique se mostró "abierto" a que Marcos Llorente abandone el lateral derecho, pero también defendió su posición "en ataque" en muchas fases del partido por el 70-80% de posesión; e indicó que "jamás" ha "forzado a un jugador, incluso ni jugando finales". "Si los jugadores no están en condiciones prefiero que no jueguen". "Pero afortunadamente están los 24 disponibles. Busquets está muy bien, igual que el resto de compañeros".

 

Por último, el gijonés destacó las fortalezas de su rival este miércoles, al cual demostró conocer a la perfección. "Eslovaquia nos va a plantear un partido muy defensivo, lo creo porque a ellos les vale el empate. Es una selección que tapa bien los pasillos centrales con un número de jugadores interesantes y son fuertes en el centro-remate. No va a ser fácil pero vamos a intentarlo por todos los medios. Hay veces que se necesita esa pizca de fortuna en momentos decisivos", finalizó.