Mañueco: "El Gobierno de España está asfixiando a las comunidades autónomas"

Alfonso Fernández Mañueco. Foto: EP

"La polarización no pone en país a funcionar y la radicalidad nos aleja de un futuro común", ha dicho Mañueco en Madrid donde ha anunciado recurso judicial por los 142 millones del IVA atrasado.

"La polarización no pone en país a funcionar y la radicalidad nos aleja de un futuro común", ha dicho el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que pide poner límite a estas situaciones. Así lo ha hecho en un desayuno informativo organizado por Europa Press este miércoles en Madrid en el que ha anunciado que la Junta acudirá a la justicia para reclamar los 142 millones de euros del IVA atrasado de 2017 que el Gobierno no quiere pagar. Mañueco ha acusado por ello al ejecutivo central de "asfixiar" a las comunidades.

 

Mañueco ha acusado al Gobierno de estar haciendo "equilibrios" para mantenerse en el poder y ha enumerado los escándalos que acumula el ejecutivo como la reunión con Torra, las explicaciones de Ábalos sobre su reunión con Venezuela o el nombramiento de la fiscal del Estado. "El problema de este gobierno es el descaro, que ya casi no escandaliza, lo malo es acostumbrarse a estos despropósitos", ha asegurado. Es, dice, un gobierno de "gestos" y se deja de lado las decisiones en una legislatura "polarizada". "Si las decisiones políticas lo que hacen es alimentar la polarización, nos estamos alejando de algo fundamental, el diálogo", ha dicho. 

 

El presidente de la Junta ha exigido al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que se reúna con el resto de presidentes autonómicos y que no sólo visite Cataluña para encontrarse con Quim Torra, un presidente "inhabilitado". Ha reconocido que mantuvo un contacto telefónico con la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, para informarle del interés de Sánchez de trasladarse a Castilla y León para mantener dicho encuentro.

 

No obstante, ha lamentado que nadie del Gobierno se haya puesto en contacto con él para concretar una fecha, mientras que Sánchez se haya desplazado hacia Cataluña para reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. "La llamada de Darias fue a iniciativa de la propia ministra y le puse de manifiesto que íbamos a ser un gobierno leal pero exigente y le expuse dos líneas rojas: que en cualquier diálogo no se pusiera en juego la igualdad de los españoles o la ruptura constitucional", ha subrayado Mañueco.

 

"España necesita un nuevo modelo de financiación autonómica. El que hay ahora es antiguo e injusto. Y ese modelo debe basarse en la población, pero también teniendo en cuenta la dispersión, la baja densidad territorial... No se trata de Castilla y León, estamos hablando de nuestro país, España", ha dicho Fernández Mañueco sobre la cuestión del momento, la financiación de las comunidades, en la que cree que regiones de PP y PSOE están en el mismo lado por el asunto de la devolución del IVA.

 

"Necesitamos acción, iniciativa por parte del Gobierno de España, porque vemos que así no vamos a ningún lado. Sospecho que se han acostumbrado a estar en funciones y ahora no son capaces de tomar la iniciativa", ha asegurado.

 

El presidente de la Junta ha apostado por la transformación digital y ha asegurado que donde no lleguen los planes estatales, estará la Junta. Lo considera fundamental para generar empleo en todos los puntos de la comunidad, pero también para prestar mejores servicios como el sanitario.

 

Mañueco ha defendido la necesidad de un pacto educativo que permita un acceso más justo e igualitario a la educación, también a la educación universitaria. Por eso ha reclamado que se haga ya desde la moderación, y ha defendido la propuesta del PP de Castilla y León.

 

"El PP de CyL es la agrupación política más grande del país y estamos decididos a que Pablo Casado sea presidente del Gobierno", ha asegurado. Para ello ha pedido "ver la realidad de frente" y "estar al lado de los que cohesionan y no de los que disgregan", poniendo al servicio la experiencia de gobierno regional de más de 30 años.


"Seremos alternativa real si vemos la realidad de frente, si trabajamos juntos, sin imposiciones, al alado de los que cohesionan y no de los que disgregan, poniendo en valor la experiencia en el Gobierno de España, en las comunidades autónomas", ha dicho. Ha subrayado que su formación no cae "de forma caprichosa en la radicalidad" y que a diferencia de Vox, no niega el cambio climático ni la violencia de género, ni duda de la pertenencia de España a la Unión Europea.

Noticias relacionadas