Más de 30 jóvenes participan en el curso de monitor de tiempo libre en Matamala de Almazán

Curso de monitores de tiempo libre

El curso que se desarrolla en Matamala de Almazán (Soria) desde este lunes es el segundo que la Diputación Provincial organiza en este año.

Una treintena de jóvenes de diferentes pueblos sorianos así como de otras provincias que se encuentran veraneando estos días en la provincia están participando en el curso de Tiempo libre que se celebra desde hoy y hasta el sábado 28 en Matamala de Almazán organizado por la Diputación Provincial.

 

Los alumnos proceden de las localidades de Almazán, Tardelcuende, Soria, Navaleno, Abejar, Matamala de Almazán así como otros descendientes de sorianos que están pasando sus vacaciones en la provincia. La diputada de Juventud Judith Villar y el diputado Jesús Cedazo han saludado a todos los participantes en el primer día de las clases.

 

El curso que se desarrolla en Matamala de Almazán desde este lunes es el segundo que la Diputación Provincial organiza en este año. La demanda para cursarlo fue superior al número de plazas y por ello no se ha querido que jóvenes que estuviera interesado se quedara sin la posibilidad de realizarlo. Además se ha convocado en otra comarca distinta para acercar esta posibilidad a los lugares de procedencia de las personas que quieran acceder a este título.

 

El objetivo principal del curso es ofrecer la formación necesaria para desarrollar la labor de monitor de tiempo libre con los recursos y las habilidades para trabajar con grupos. La titulación que se expide es oficial. En cuanto a los contenidos, el curso tiene tres bloques y una duración total de 300 horas.

 

En el bloque troncal (50 horas) los participantes podrán profundizar en la legislación, el estudio del medio, los recursos en el tiempo libre, la programación y evaluación, seguridad en las actividades, el perfil del monitor y las responsabilidades o el plan personal de formación.

 

En el bloque de libre elección (100 horas) se estudiarán psicología y sociología, técnicas lúdicas, dinámicas de grupo, habilidades sociales, manualidades y expresión, educación ambiental o educación para la salud.

 

Y finalmente, la formación concluirá con una fase práctica de 150 horas que cada alumno realizará por su cuenta según sus intereses. Hasta la fecha, estos cursos se han desarrollado en los últimos tres años en Garray, El Burgo de Osma, Martialay, Ólvega o Valdeavellano de Tera.