Ni Castilla y León ni Castilla La Mancha entienden qué ha llevado a Díaz Ayuso a saltarse su acuerdo
Cyl dots mini

Ni Castilla y León ni Castilla La Mancha entienden qué ha llevado a Díaz Ayuso a saltarse su acuerdo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se reúne con el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

La consejera de Sanidad confirma que había un acuerdo de cierre perimetral por parte de las tres Comunidades y el presidente de Castilla La Mancha critica los "acuartelamientos de media hora" que pretende Madrid. 

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, confirmó que había un “acuerdo claro” de delimitación perimetral de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid al menos durante dos fines de semana y hasta el 9 de noviembre, como harán las dos primeras.

 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Casado, que habló de acuerdo entre las tres comunidades, admitió que la declaración posterior de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de enviar una carta al Ejecutivo central para pedir un cierre por días ligados a los puentes del 1 y del 9 de noviembre, no se ajusta a lo que se acordó en la reunión.

 

Antes que Ayuso, en la reunión mantenida ayer en Ávila, los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, avanzaron los cierres d sus comunidades, mientras que la primera se descolgó al hablar de pedir que fuera por días.

 

La titular de Sanidad mantuvo que la voluntad de las tres comunidades era una limitación perimetral en los próximos 14 días para que la decisión no fuera unilateral de una comunidad, sino de las tres limítrofes, con el objetivo de reducir la movilidad, si bien indicó que desconoce lo que pudo pasar después. “Nos fuimos, no hubo opción”, apostilló en relación a sí tras la comparecencia de los tres presidente se pidió alguna aclaración.

 

Por su parte, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, calificó de “razonable” la línea de trabajo de las tres comunidades, evitó criticar a la presidenta madrileña y abogó por la unidad y por medidas lo más homogéneas posibles. “Castilla y León no hace madrileñolodogía”, aseveró.

 

PAGE EN LA MISMA LÍNEA

 

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha insistido en que no es "entendible" que la Comunidad de Madrid no se sume a la región y a Castilla y León decretando un cierre perimetral de 14 días. Para el líder autonómico, no tiene sentido que a un paciente con positivo en COVID se le confine durante 14 días mientras se plantean "acuartelamientos de media hora" en la comunidad vecina.

 

Ha recordado que muchas comunidades autónomas, "del PSOE, del PP, nacionalistas o regionalistas" están tomando la decisión de cerrar durante al menos dos semanas, al tiempo que ha abundado en la contradicción de que para el PP esté bien visto "perimetrar España" y por el contrario no lo esté cerrar Madrid. "EntonCes, en Madrid, ¿el jueves no puedes salir, el viernes sí, y el lunes otra vez en casa?", se ha preguntado.

 

Ha puesto como ejemplo que a diferencia de Madrid sí se ordenan cierres en Murcia, Castilla y León y Andalucía, también gobernadas por el PP, a lo que ha sumado que los confinamientos selectivos ordenados por Isabel Díaz Ayuso a varias localidades y barrios de la capital se establecieron para dos semanas.

 

"La situación exige seriedad. Todos tomamos medidas dolorosas. En Madrid, confinar un barrio vale para 14 días pero la autonomía no... Es inentendible", ha afirmado, agregando que tras la reunión de este miércoles entre los gobiernos de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha queda patente el giro entre lo que Díaz Ayuso expuso a sus homólogos y lo que trasladó posteriormente en rueda de prensa. "Salí de la reunión con una idea y me he levantado con otra. Igual es cosa de la edad, pero creo que a Mañueco le pasaba lo mismo", ha zanjado.