Perfumerías Avenida, como AC/DC, diseña una autopista que partiendo desde infierno lleva al cielo pese a la derrota 
Cyl dots mini

Perfumerías Avenida, como AC/DC, diseña una autopista que partiendo desde infierno lleva al cielo pese a la derrota 

UMMC Ekaterinburg gana la Euroliga tras superar a un Perfumerías Avenida, subcampeón, ante el que solo pudo respirar en el último minuto y eso que había perdido también a Maite Cazorla, 68-78. 

Será muy difícil olvidar esta temporada 2020-2021 de Perfumerías Avenida. La presencia en la Final Four y el camino hasta conseguirlo será seguro el principal motivo pero esto es la consencuencia del trabajo denodado que hay detrás, evidentemente dentro del equipo, pero también de un club y de quienes trabajan en él y son responsables de él.

 

Justo hace un año ni sabíamos cuando íbamos a volver a la calle, ni mucho menos cuando volveríamos a ver baloncesto. Las jugadoras durante meses sin poder tocar un balón y la incertidumbre haciendo dudar a algunos de que los patrocinadores pudieran mantener ese respaldo económico vital en este caso para Avenida, que no hay que olvidar que depende casi de manera absoluto de lo que pone de su bolsillo una familia -los Recio a los que por más que se repita no se llega a agradecer suficiente lo que hacen por el deporte de Salamanca-, que encima estaba azotada por la pandemia en lo personal y en lo profesional. Un infierno que meses después ha tornado en un momento de gloria.

 

Estos días las jugadoras de Perfumerías Avenida rebosaban optimismo al grito de 'rock and roll' y bien se puede decir que han homenajeado el himno de AC/DC 'Highway to Hell'. Sin lugar a dudas, lo suyo ha sido el diseño de una autopista que partiendo desde infierno que nos llevó a todos al cielo. 

 

 

Sabía el equipo salmantino que una vez en la final el reto que tenía por delante y que salir contentas de la final pasaba por no dejarse acogotar por el 'ET' del baloncesto europeo y pisar con desparpajo a la pista. Se notó en esa salida la mayor presión por parte de Ekaterinburg que se vio sorprendido tanto por el acierto ofensivo de Avenida como por una defensa que interceptaba a base de ayudas sus pases al interior. Comenzaba mandando el equipo salmantino con Hof y Hayes mirando de frente a sus defensoras y llevando a Miguel Méndez a pedir su tiempo muerto.

 

Tras triples de Karlie y de Cazorla llegaba un 14-7 al marcador pero con tal mala fortuna que en la acción siguiente la base pisaba a Vandersloot de forma fortuita y se doblaba el tobillo. Se quedaba Avenida sin una jugadora clave, que había empezado bien y además era una situación que abocaba a muchos minutos en pista de Silvia Domínguez, en cuyos descansos se repartían la dirección Leo Rodríguez y Hayes. 

 

 

El revés para el plan del equipo salmantino coincidió con la entrada en pista de Jones, que le puso más dureza y presencia al interior ruso. Aun así Avenida finalizaba el primer cuarto por delante, 21-16. 

 

No era fácil que Avenida pudiera mantener el nivel defensivo del primer cuarto, ya que ese planteamiento exige un tremendo desgaste, y menos perdiendo rotaciones ante un rival que, si quiere, puede estar cambiando cada 30 segundos sin bajar un ápice su nivel defensivo e incluso poniendo un quinteto durísimo atrás sacrificando talento. El equipo ruso insistía en buscar a Griner cerca del aro para que ella sacara el balón, prefereblemente a Quigley o Stewart si llegaban ayudas. Miguel Méndez sabe muy bien lo que se trae entre manos y tiene tantos recursos que invita al rival a qué elija a quien defiende y a partir de ahí deciden. Era la 'gigante' Griner la que anotaba en dos acciones seguidas para poner a su equipo por primera vez por delante. 

 

El desgaste defensivo que provocaba el trabajo de las de Avenida, con emparejamientos tan desiguales en lo físico como el de Hayes con Stewart por ejemplo, pasaba factura en el otro lado porque entre esas manos que siempre llegan a puntear los lanzamientos y el cansancio que se hacia evidente con demasiados tiros que quedaban cortos se iban opciones. Porcentajes por debajo de lo habitual en Avenida que viendo el resultado final dejan con la miel en los labios. 

 

 

Empezaba a aparecer la 'bestia parda' que es este UMMC Ekaterinburg que pisaba el acelerador en los dos últimos minutos de cuarto para coger su primera renta importante que se quedaba en nueve puntos cuando el choque llegaba al descanso (30-39). Nueve eran también los que había podido anotar en esos diez minutos, reflejo de porque el duelo había tornado en favor del equipo de Méndez.  

 

Mientras pudiera, el objetivo para Avenida pasaba por intentar algo que no va demasiado en su ADN: bajar un poco el ritmo de juego para reservar en los posible algo de físico. La noticia esperanzadora era volver a ver a Cazorla en pista, aunque con un gran vendaje y una cojera que evidenciaban que eran más las ganas de intentarlo que la realidad de poder estar al cien por cien.

 

Aguantaba Avenida diez por debajo con buenos ataques de Karlie Samuelson y Tiffany Hayes que hace de sus penetraciones, y de casi todo lo que hace, algo tan antológico como el riff de Malcolm Young pero en el intercambio de golpes todo favorecía a Ekaterimburgo y su abanico de opciones. O Griner bajo aro o media distancia, o Stewart cerca de canasta o de larga distancia, o Torrens, o Quigley, o... 

 

Pedía tiempo muerto Roberto Íñiguez que situaba en zona a su equipo y Avenida además enlazaba once puntos seguidos con Leo Rodríguez a la dirección e incluso algún ataque en transición que obligaba a Miguel Méndez a parar máquinas ante la oleada azulona.  A cuatro se ponía tras triple de Milic en un Avenida en la que todas ejercían de todo acabando el cuarto metidas en partido, 53-59. 

 

 

Como este Avenida convierte en creíble lo increíble se ponia a dos al comenzar el cuarto definitivo jugando sin dejarse un punto de aliento, muchos minutos sin una base natural aunque con una Leo Rodríguez que mantuvo un nivel altísimo de clarividencia. Ekaterinburg tomaba aire gracias a una técnica pero Hayes le daba de nuevo al recital y ponía a tres a las suyas tras penetración a cinco del final. Titánico esfuerzo alguna vez sin premio porque tiros bajo aro se salían y buenos bloqueos de rebote se escapaban por milímetros. Además se tenía que ir Hof de pista con la quinta personal. 

 

Forzaba Ekaterinburg que sacaba una falta detrás de otra para aumentar su renta ante un Avenida agotado, que ya no podía más. Sólo en ese último minuto el 'ET' se sitió en casa. Antes tuvo que escuchar el himno escrito a base de orgullo con el que el equipo salmantino se despide esta Europa. 

 

FICHA DEL PARTIDO
PERFUMERÍAS AVENIDA (21+9+23+15): Silvia Domínguez (0), Tiffany Hayes (29), Karlie Samuelson (7), Katie Lou Samuelson (6), Emese Hof (8) -cinco inicial-, Nina Milic (8), Leo Rodriguez (5), Maite Cazorla (3), Bella Alarie (2). 
UMMC EKATERINBURG (18+23+20+19): Courtney Vandersloot (12), Breanna Stewart (12), Emma Meesseman (19), Brittney Griner (14), Allie Quigley (9) -cinco inicial-, Jonquel Jones (9), Alba Torrens (3), Elena Beglova (0), 
ÁRBITROS: Ölzem Yalman (Turquía), Jasmina Juras (Serbia) y Martin Vulic (Croacia). Eliminaron por cinco faltas a Emese Hof. 
INCIDENCIAS: Final de la Euroliga femenina de baloncesto disputada en el pabellón Volkswagen Arena de Estambul. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas