¿Por qué se vacuna a personas nacidas en el año 1956 mientras los mayores de 70 años siguen esperando sus dosis?
Cyl dots mini

¿Por qué se vacuna a personas nacidas en el año 1956 mientras los mayores de 70 años siguen esperando sus dosis?

Vacunación masiva a mayores de 80 años en Santa Marta de Tormes (Fotos: ICAL)

Esperanza en aumentar el ritmo de vacunación en abril gracias a la recepción de más vacunas de Pfizer, empresa que cuando dice que manda "suele cumplir".

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, y  la consejera de Sanidad, Verónica Casado han respondido sobre una cuestión que muchas personas han formulado ante el proceso de vacunación. El hecho de que se estén realizando vacunaciones masivas a personas nacidas en el año 1956 mientras los mayores de 70 años siguen esperando sus dosis ha provocado que muchos no entendieran la situación que ambos han coincidido en explicar por un motivo: "la diferencia entre el tipo de vacunas que utilizamos para un tipo de población y otro”.

 

En ese sentido, Casado recordó que las personas menores de 65 años pueden ser vacunadas “con tranquilidad” con las dosis de Astra Zeneca, mientras que los mayores reciben dosis de las marcas de vacunas con RNAm, esto es Pfizer y Moderna, que se han visto menguadas con respecto a las previsiones iniciales porque “no se han recibido más dosis de Moderna ni están previstas a corto plazo”.

 

No obstante, y debido a que Pfizer va a hacer un envío muy importante la semana que viene junto a las más de 92.000 dosis enviadas hoy, se podrá “ir avanzando en esa población que nos preocupa”, consiguiendo “no tardar mucho” en empezar con los mayores de 70 años, si bien Casado afirmó que no le gusta “hacer predicciones” porque con esta pandemia lleva “muchas decepciones” en ese sentido.

 

REDUCCIÓN DE LA MORTALIDAD

 

En cualquier caso, la consejera de Sanidad y el vicepresidente de la Junta se mostraron satisfechos con un ritmo de vacunación que posiciona a Castilla y León en el “grupo de cabeza” de España, al estar por encima del 80 por ciento de inoculación de las dosis y con un 8,7 por ciento de la población ya inmunizada, porque las vacunas son “la forma esencial de inmunizar a la mayor cantidad de población para cortar la cadena de transmisión”.

 

Pidió por ello Casado “más vacunas” ante una situación epidemiológica que “va cambiando”, con un aumento “progresivo” de los casos y un “riesgo elevado” frente al que la campaña de vacunación está permitiendo demostrar que “tiene un impacto importante en los sitios donde ya se ha puesto”, como en las residencias, donde apenas hay casos y en las que aquellas personas que desarrollan la enfermedad a pesar de la vacunación lo hacen “de forma leve o prácticamente asintomática”.

 

“La vacunación permite eliminar la inmensa mayoría de la mortalidad”, explicó a su vez Igea, quien justificó por ello la estrategia de vacunación a mayores de 80 años porque su porcentaje “supera el 30 por ciento” de las personas fallecidas en las anteriores olas. Así, y ante una nueva ola, desde la Junta esperan que el hecho de haber vacunado a más de la mitad de los mayores de 80 años con una dosis “permita una notable disminución de la mortalidad”.

 

DESEQUILIBRIO ENTRE PROVINCIAS

 

Por último, Casado e Igea se refirieron a los desequilibrios existentes entre las diferentes provincias de Castilla y León dentro de la campaña de vacunación, puesto que aunque desde el Gobierno autonómico se trata de “tener un cierto nivel de homogeneidad”, lo que no pueden hacer es “frenar la vacunación para ir todos a la vez”.

 

De hecho, ambos responsables políticos se sorprendieron porque se critique “por no tener un punto de vacunación masiva” en algunas provincias y en otras por “no llevar la campaña a determinados centros de salud”, cuando lo que hacen es “buscar el equilibrio” para que las personas que se puedan desplazar a un punto de vacunación lo hagan porque “permite vacunar a 30 personas a la hora e ir mucho más rápido”, mientras que en otros casos se trata de “acercar a los lugares donde tienen dificultades geográficas claras”.

 

En cualquier caso, el objetivo fundamental que apuntaron tanto Casado como Igea es “ganar tiempo” con diferentes estrategias de planificación que permitan “adaptarse a las circunstancias de cada provincia” que, no obstante, cuentan con diferente población en cada grupo etario o distinta cifra de profesionales sanitarios, por lo que “todas las semanas habrá una provincia que irá primera y otra última” en rapidez de vacunación, pero “el esfuerzo es bueno porque cada vez será una provincia la que esté en esa situación”. 

Comentarios

puritsantos 06/04/2021 09:49 #3
Y personas dependientes, que viven en piso tutelado y pasan el día en un centro de día....¿ para cuando? Es el caso de mi hija.
Yo me lo pensaría. 05/04/2021 16:53 #2
Ya empezó el escándalo, y los siguientes los nacidos en 1957.
Tengo 65 y7meses 05/04/2021 16:23 #1
Los nacidos en 1955 también estamos esperando

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas