Presentado el primer Convenio del fútbol femenino

Dentro del mismo existe un firme compromiso de "dignidad, justicia e igualdad".

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), junto a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y los demás sindicatos principales, han presentado este miércoles el primer Convenio Colectivo de las jugadoras de la Primera Iberdrola, durante un acto celebrado en el Congreso de los Diputados de Madrid.

 

Rubén Alcaine, presidente de la ACFF, ha sido el primero en tomar la palabra tras la presentación a los medios en un evento dirigido por Meritxell Batet, presidenta del Congreso. "Es un motivo para estar orgulloso. Han sido muchísimos meses trabajando en este convenio. Quiero agradecer su labor a los clubes, a todos los compañeros y también al sindicato", ha comentado Alcaine.

 

"Quiero dar las gracias a todas las partes que han contribuido a la mejora del fútbol femenino. Al Consejo Superior de Deportes, que en este trayecto que no ha sido fácil ha estado siempre mediando y en momentos de tensión; a Mediapro, que durante siete años ha contribuido en la exposición mediática de este deporte", ha proseguido.

 

"Y por supuesto a la Liga de Fútbol Profesional, que en el año 2015 nos dio la posibilidad de asociarnos. Afrontamos este convenio por responsabilidad y ahora nos toca seguir trabajando para que esto sea la primera piedra para el impulso del fútbol femenino", ha concluido Alcaine.

 

David Aganzo, presidente de AFE, ha tomado el relevo en el discurso. "Hemos conseguido un convenio histórico, para el que se ha necesitado mucha negociación y mucha pedagogía. Este convenio supone un cambio en las condiciones laborales de nuestras compañeras", ha dicho al respecto.

 

"Si hay hoy un motivo mayúsculo para celebrar, ése es por nuestras compañeras. Esto se ha hecho de verdad gracias a vuestro coraje, gracias a vuestra humildad y sobre todo gracias a vuestro ejemplo. Ha sido muy duro y difícil obtener un marco legal que satisficiera al fin las condiciones laborales de nuestras compañeras", ha subrayado Aganzo.

 

Igualmente, después de que AFE no estuviera por la mañana en otro acto de la firma del Convenio en la sede del CSD por "problemas de agenda", su presidente ha descrito el flamante pacto como "un convenio que proyecta la luz de su lucha y unión en la senda de la igualdad y de la justicia". Además, ha recalcado que es "el primer convenio de este tipo a nivel europeo e incluso a nivel mundial".

 

Ainhoa Tirapu, portera del Athletic Club y vicepresidenta del Comité de Fútbol Femenino de AFE, se ha mostrado como la más crítica. "Las jugadoras han sumado, han unido las manos y han luchado todas juntas para conseguir este convenio. Por eso estoy orgullosa, estoy orgullosa de la unidad que ha mostrado el colectivo", ha comenzado su intervención.

 

"Pero a mí me queda la espinita de la incapacidad de llegar a términos de acuerdo antes", ha lamentado Tirapu, señalando que "ha habido, en definitiva, jugadoras que han visto mermados sus derechos laborales por no haber logrado antes este convenio".

 

Se he encargado de cerrar los discursos la propia Meritxell Batet. "Con la firma de este convenio reforzamos tres compromisos que nos unen a todos, y en especial a todos los partidos. En esos compromisos confluyen tanto la dignidad como la justicia", ha iniciado su turno de palabra, para destacar "el fomento del deporte femenino" junto a "la igualdad entre mujeres y hombres", así como "las garantías de todas las condiciones laborales".

 

"El deporte es uno de esos ámbitos en que la brecha entre hombres y mujeres se mantiene en todas sus expresiones", ha recordado la presidenta del Congreso, aludiendo directamente a cuestiones "del acceso, de la retribución y del reconocimiento".

 

"Damos así un paso, que pretende avanzar en una sociedad educada en la igualdad. El convenio es la expresión constitucional del derecho a unas condiciones laborales dignas. Pero esto no cae del cielo ni se garantiza por sí solo. Requiere trabajo y esfuerzo, y este convenio es fruto de todo ello; es fruto de vuestro trabajo, de los clubes y sobre todo de las trabajadoras", ha sentenciado Batet.

 

El primer Convenio Colectivo para el fútbol femenino protege a la futbolista profesional, en sus puntos más destacados, en derechos por maternidad e incapacidad laboral, recoge un programa de recolocación tras su etapa de jugadora y asegura un contrato laboral acorde con la legislación y con una renta mínima de 16.000 euros al año.