Sacyl logra rebajar el número de pacientes en lista de espera y la demora tras el verano

Tanto el número de pacientes como la demora media se han reducido en un 14 % respecto a la situación en septiembre de 2016: 4.546 pacientes menos que en septiembre de 2016 y 15 días menos en la demora media. Ningún paciente grave espera más de 30 días para ser intervenido.

El tiempo medio de espera para una intervención quirúrgica en cualquiera de los hospitales públicos de Castilla y León se ha reducido en un 14 % respecto al mismo periodo del año anterior. Así, de los 32.041 pacientes que se encontraban esperando una operación el 30 de septiembre de 2016, se ha pasado a 27.495 en la misma fecha de este mismo año, mientras que la demora media también se ha reducido, desde los 104 días del año pasado hasta los 89 actuales.

 

Pese a que en los meses de verano se ha incrementado la lista de espera como consecuencia de la menor actividad en los hospitales, el desarrollo del Plan de reducción de demoras, Perycles, continúa su evolución según los plazos y resultados previstos. En este sentido, hay que destacar que nueve de los 14 hospitales públicos de la Comunidad ya se encuentran, incluso tras este periodo estival, con demoras medias que no llegan a los 71 días, cifra señalada como objetivo para  finales de este año.  

 

Asimismo, hay que recordar que si se evalúan los datos por prioridades clínicas, todos aquellos casos que el facultativo ha considerado como Prioridad 1 –pacientes cuyo tratamiento quirúrgico, siendo programable, no admite una demora superior a 30 días-, se encontraban a 30 de septiembre en un plazo de espera inferior a los 30 días establecidos. Este es uno de los objetivos prioritarios del Plan Perycles que viene cumpliéndose desde su implantación.

 

Las especialidades que incorporan mayor número de pacientes son Traumatología, Oftalmología y Cirugía General y Digestiva (en conjunto suponen el 66 % de los pacientes en espera). Los procesos más frecuentes son cataratas, artrosis y hernias (que representan el 31 % de todos los casos).

 

Perycles incorporó diversas medidas -reducción de suspensiones quirúrgicas, incremento del tiempo de utilización de los quirófanos, mejoras en la organización de las áreas quirúrgicas- que mantienen una evolución positiva. La Gerencia Regional de Salud trabaja también en el análisis de la variabilidad en las indicaciones quirúrgicas. En conjunto, la tasa de indicación quirúrgica en los Hospitales de Sacyl es de 51,3 por mil habitantes, aunque existen diferencias entre los hospitales en función de su nivel y complejidad. Como es previsible, los hospitales con servicios quirúrgicos de referencia presentan mayores tasas de indicación: 61,2 por mil habitantes en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid o 57,2 en el Hospital Universitario de Burgos.

 

Cuando se analizan las indicaciones quirúrgicas por especialidades, las diferencias son significativas entre hospitales del mismo nivel o complejidad. Algunos centros duplican las tasas de indicación respecto a hospitales similares; en particular en Ginecología, Obstetricia, Otorrinolaringología, Traumatología y Urología. En la medida en que, con carácter general, las características de la población atendida son similares, esta variabilidad obedece, en cierto modo, a criterios clínicos diversos. Otros indicadores, como la proporción de pacientes vistos en consulta a los que se indica una intervención quirúrgica, confirman esta variabilidad. Por ello, la Gerencia Regional de Salud está trabajando con los servicios quirúrgicos para analizar estos datos y reducir la variabilidad en las indicaciones quirúrgicas atendiendo a las recomendaciones de las sociedades científicas y los protocolos más avanzados.