Actualizado 12:14 CET Versión escritorio
Soria

Un hombre agrede a su pareja y al bebé de ambos al grito: "Te voy a matar y te voy a quitar al niño"

DELITO

Los hechos tuvieron en Málaga este 15 de abril cuando, presuntamente, en el transcurso de una discusión, el individuo se tornó muy violento y comenzó a agredir brutalmente a su pareja, a la que, al parecer, propinó varios golpes con los puños en la cara.

Publicado el 16.04.2018

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo natural y vecino de Málaga y de 29 años, con numerosos antecedentes delictivos, por supuestamente agredir a su pareja llegando a golpear al bebé de ambos que ella sostenía en sus brazos.

 

En la actuación han intervenido agentes de las Jefaturas de Distrito Carretera de Cádiz y Puerto de la Torre-Teatinos, Grupo Operativo de Apoyo (GOA) y Grupo de Investigación y Protección (GIP).

 

Los hechos tuvieron en la mañana de este 15 de abril cuando, presuntamente, en el transcurso de una discusión, el individuo se tornó muy violento y comenzó a agredir brutalmente a su pareja, a la que, al parecer, propinó varios golpes con los puños en la cara a pesar de que tenía en brazos al bebé de siete meses que tienen en común, hasta el punto de que, presuntamente, uno de los golpes llegó a impactar en la cara del bebé.

 

Tras las "fuertes agresiones", al parecer, la víctima intentó salir de la vivienda, aunque fue impedido por su pareja que la retuvo contra su voluntad de manera forzada y sin permitirle salir, al tiempo que supuestamente la amenazaba y le decía: "Te voy a matar y te voy a quitar al niño".

 

Horas más tarde, la víctima aprovechó que el individuo se había quedado dormido en la habitación donde se encontraba la cuna con su hijo, consiguiendo salir de la vivienda, para lo que tuvo que dejar al pequeño allí ante el temor de que su pareja despertase y se mostrará aún más violento, y pidió ayuda.

 

Al tener conocimiento de los hechos, una patrulla de la Policía Local de Málaga se traslado hasta el lugar en el que se encontraba la víctima, que les manifestó que temía por la integridad física de su bebé. Al parecer, el individuo había estado consumiendo drogas, tratándose, presuntamente, de una persona "muy agresiva y violenta", y que, además, poseía un perro potencialmente peligroso, concretamente un American Staffordshire Terrier, suelto por el piso.

 

Tras conocer que la pareja convivía junto con una hermana del individuo, los policías locales que se hicieron cargo de la intervención decidieron, en primera instancia, telefonear a ésta, no respondiendo a ninguna de las cinco llamadas que le realizaron a pesar de que el teléfono móvil daba tono.

 

Asimismo, decidieron telefonear al móvil del propio individuo, que, igualmente, daba tono sin responder nadie a las llamadas. El siguiente paso, una vez desplazados hasta la vivienda en cuestión, fue intentar los policías locales que la cadena de seguridad interior se encontraba accionada, además de encontrarse alguien tras la puerta ejerciendo fuerza para impedir el acceso al domicilio a pesar de las indicaciones de los agentes de que permitiesen el acceso, identificándose previamente en varias ocasiones como policías.

 

Tras las desobediencias reiteradas por parte de los moradores y el temor de que el bebé pudiese correr algún tipo de peligro, policías locales del GOA hicieron uso de un ariete para acceder a la vivienda, fracturando para ello la cadena de seguridad, tras lo que divisaron ante ellos al perro American Stanford en posición de defensa y al individuo parapetado tras él.

 

Los agentes del GOA de la Policía Local de Málaga utilizaron un escudo de captura para apartar al perro hasta la cocina, siendo el animal controlado allí por uno de los agentes, y seguidamente usaron el mismo escudo para inmovilizar al individuo, que ofreció una gran resistencia activa a la detención.

 

Por su parte, la hermana del individuo estaba en el salón con el bebé en brazos, accediendo a entregar al mismo al policía local que se lo solicitó, que pudo comprobar que presentaba un enrojecimiento en una parte de la cara y en el párpado del mismo lado atribuible al presunto golpe que le propinó el individuo cuando agredía a su pareja con el bebé en brazos.

 

Acto seguido, el policía local hizo entrega del bebé a su madre, que estaba muy preocupada y había acompañado a los agentes hasta las inmediaciones de la vivienda.

 

También durante el operativo, sobre la mesa del salón los agentes observaron, listos para su uso, dos cuchillos de cocina de 12 y 21 centímetros de hoja respectivamente, y dos bates de béisbol, presentando uno de ellos la inscripción 'Doma esposas'.

 

Al parecer, la pareja mantenía una relación desde hacía dos años, siendo, presuntamente, continuos los episodios de malos tratos sufridos por la víctima, incluso con el bebé en brazos también en otras ocasiones.

 

Tras los hechos, los policías locales trasladaron a la víctima y a su bebé hasta centros hospitalarios para que fuesen asistidos, siendo acompañados por los agentes en todo momento.

 

En relación con la mujer, desde el hospital se activó el oportuno protocolo de atención sanitaria a víctimas de agresión sexual, por lo que también se le imputa al individuo la presunta autoría de este hecho delictivo. Tras ser detenido, el individuo fue trasladado a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.

COMENTARComentarios