Una lluvia torrencial localizada, y no el desbordamiento del Jalón, provocó los daños en Santa María de Huerta

EUROPA PRESS

La lluvia que se produjo en la zona se puede calificar de "torrencial", con un acumulado registrado en el pluviómetro de Monteagudo de las Vicarías de 36 l/m en una hora, entre las 18 y las 19 horas del pasado domingo.

La dañina inundación ocurrida el pasado domingo, 9 de septiembre en Santa María de Huerta (Soria) se debió a una lluvia torrencial muy localizada que provocó una "inundación relámpago o barrancada" en la que no tuvo nada que ver el río Jalón, según ha informado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

 

El subdelegado del Gobierno en la provincia de Soria, Miguel Latorre, y diferentes técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro, han conocido 'in situ' la situación de Santa María de Huerta (Soria).

 

La CHE señala que estos destrozos se deben a un fenómeno pluviométrico muy localizado que produjo un "incremento súbito en el barranco sin denominación" que transcurre por el propio núcleo del municipio y que coincide en parte con la calle San Bernardo y otro cauce secundario de la población.

 

Asimismo, puntualizan que es lo que se denomina "Inundación pluvial", única y exclusivamente por la lluvia acumulada, que produce una inundación relámpago o "barrancada" que no tiene "ninguna relación con un fenómeno hidrológico de avenida en un cauce principal".

 

En este sentido, advierten que el río Jalón no tuvo participación en estos efectos y tampoco la situación de mantenimiento ni del río, ni de los propios barrancos del núcleo, ya que todos habían sido revisados por la CHE este mismo año tras las crecidas del mes de abril y estaban en buen estado para el desagüe.

 

La lluvia que se produjo en la zona se puede calificar de "torrencial", con un acumulado registrado en el pluviómetro de Monteagudo de las Vicarías (el más cercano de que dispone la Confederación en la localidad) de 36 l/m en una hora, entre las 18 y las 19 horas del pasado domingo. Tras el análisis de los técnicos, se considera que el acumulado en Santa María de Huerta pudo ser superior.

 

El efecto de la lluvia se agravó en la localidad por la situación urbana del barranco de muy pequeña superficie y por las distintas actuaciones que se han ido realizando produciendo una mayor exposición en la llanura de inundación de este cauce, que aunque no porte agua durante el año, no significa que un cauce no siga siendo un camino natural para las aguas.

 

La Confederación ha realizado desde el primer momento un seguimiento de la situación. Varias áreas de la Confederación, incluida la Presidencia, SAIHEbro, Hidrología, Gestión Medioambiental, han aportado desde el domingo información para el análisis de lo ocurrido que se pone a disposición de otras Administraciones competentes a la hora de abordar las acciones futuras para la reducción de afecciones.

 

Tanto la Subdelegación de Gobierno, como la CHE, ya han trasladado al Ayuntamiento y a la Junta de Castilla y León, su disposición para participar en cualquier foro de coordinación entre Administraciones para lograr ese objetivo común.

 

Además, han trasladado su propuesta de colaboración y apoyo técnico con los competentes en Urbanismo y Ordenación del Territorio (la Junta de Castilla y León en este último caso) para ofrecer un informe técnico con las posibles alternativas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: