Unionistas aprende a la primera que conceder es pecado capital

Portilla, en imagen de archivo (Foto: Teresa Sánchez)

Un desajuste en la defensa en la frontal y un error de Brais pusieron imposible el duelo a Unionistas en Barakaldo pese a que David Grande recortó sobre el 90 desde el punto de penalti (2-1).

No es fácil saber si en esta primera jornada habrá muchos entrenadores que hayan tenido tan claro como Roberto Aguirre el once con el que quería debutar en Liga pero es seguro que hay pocas aficiones además de la de Unionistas que podrían haber acertado de pleno. Y es que el equipo que se vio ante el Mérida en el Memorial UD Salamanca ya sonaba a titular y se daba por segura la entrada de Grande como delantero titular. Así fue ocupando el lugar de Garrido para conformar un equipo inicial que, si no hay incidencias, seguro que acumula muchos minutos esta temporada.

 

Un bloque que en Lasesarre sabía que iba a tocar bregar desde el minuto uno ante un rival que especula poco, que juega a presionar y llegar rápido al área y que intenta conceder poco atrás, aunque la realidad  es que en la medular cometió imprecisiones que permitieron a Unionistas iniciar el partido dando la sensación de mando y de más capacidad de llegada. De inicio buscó bien la banda de Navas, que generaba problemas en el uno contra uno hasta que le pusieron doble vigilancia. Una incorporación suya con disparo mordido de Grande se convirtió en la primera acción peligrosa y demostró a Unionistas que si se atrevía podía pisar el área con peligro.

 

Al Barakaldo le costó sentirse cómodo sobre el terreno de juego y solo cuando anticipaba bien en la presión generaba alguna incertidumbre a Unionistas, al que le cuesta replegar cuando su medular se ve superada. Aun así a excepción de algún disparo lejano bien solventado por Brais no pasaban apuros los de Aguirre.

 

Llegaba el choque al minuto 20 cuando de una acción personal -y parece que en un grupo donde las marcas son férreas y la solidaridad constante esas jugadas pueden ser clave-, de Álvaro Romero llegó el ¡uy! más claro a favor de Unionistas. Una buena pared con Gallego acabó con el extremo superando a los dos centrales en una gran acción desde el lateral del área, miró a portería y el pequeño toque del guardameta evitó males mayores enviando el esférico a córner.

 

Tras esa oportunidad el duelo cayó en una fase en la que los locales llevaban más la iniciativa aunque sin peligro y solventaban cualquier intento de llegada local con faltas que cortaban el juego. Balones colgados al área en los que se intuía peligro pero que se quedaban en nada. 

 

Con el descanso ya dejándose sentir, Unionistas enlazó un par de llegadas peligrosas pero en la primer Grande fue derribado casi en la frontal -se pidió roja pero todo quedó en amarilla-, y después Carlos de la Nava no pudo atinar bien en su disparo en carrera y pegó mordida las manos del portero local.

 

Pero si hubo un guardameta determinante en ese momento fue el de Unionistas que apareció ya en el 45 para evitar el gol. En un balón filtrado, Nespral ganaba en carrera a los centrales ganando la frontal donde parecía franco para rematar pero se encontró con la rápida salida de Brais que le encimó y despejó con el cuerpo para salvar la situación y dejar el marcador 0-0 antes de buscar los vestuarios. 

 

SEGUNDA MITAD

 

Una ocasión clara para cada equipo en esos primero 45 minutos y pocas concesiones que en esta categoría -y más en este grupo-, es la clave. Por ahí podía conseguir algo Unionistas pero precisamente de lo que pecó en el segundo tiempo es de conceder y de regalar y ahí los rivales no perdonan. El partido caminaba sin dominador, un poco en la línea del primer tiempo, pero pasado el 52 llegaba el primer tanto del Barakaldo en un acción sin aparente peligro en la que Nespral recibía cerca de la frontal, amagaba con pasar a la derecha pero sorprendía con un zapatazo. Ya se había comprobado en el primer tiempo su tendencia a buscar el disparo  en cuanto llegaba a merodear el área pero nadie le encimó y con ese tiro batió a Brais. 

 

Quedaba mucho por delante y Unionistas intentó estirarse buscando otra vez a Navas -desaparecido en la segunda fase del primer tiempo-, al que le faltó algo más de tino en los centros o encontrar más acompañamiento en alguna de sus acciones. El choque se abría con llegadas a ambas áreas que permitían intuir que el marcador se iba a mover más y para disgusto de Unionistas fue en su contra después de una nueva concesión esta vez desde su portería.

 

Salió mal Brais y calculó peor en un despeje en el área por arriba que se le quedó corto y a los pies de Sergio García que veía como no había nadie bajo palos. Le dio tiempo a controlar bien, mirar y colocar con un disparo seco el esférico en el fondo de las mallas. 

 

Un regalo en toda regla que ya ponía el encuentro casi imposible para los de Aguirre que introdujo tres cambios de forma consecutiva pero que encontró apenas reacción en sus filas. Un disparo a la media vuelta de Grande a las manos de Cacharrón, llegada a zona frontal sin encontrar oportunidad de disparo y mientras el Barakaldo intentando aprovechar espacios para sentenciar. 

 

Con 2-0, en casa y con el oficio propio de jugadores como Carles Marc que ingresó en el campo precisamente para eso, el Barakaldo intentó matar el partido que se animó ya sobre la bocina tras un penalti sobre el mejor de los de Aguirre, Álvaro Romero.

 

Su acción individual acabó con derribo en el área y David Grande recortaba diferencias sobre el 90. Quedaba el descuento para intentar la heroíca pero apenas dio tiempo a más. El colegiado decretó el final y Unionistas aprende rápido que conceder es pecado capital. 

 

FICHA DEL PARTIDO
BARAKALDO CF: Cacharrón, Aguirrezabala, José Antonio Picón (Gandara, min. 46), Roberto Doncel, Héctor Nespral, Juan Delgado, Sergio García (Iriondo, min. 69), Óscar Fernández, Samuel Arbello, Carlos Algarra e Iker Olaizola (Carles Marc, min. 67).
UNIONISTAS CF: Brais; Piojo (c), Zubiri, Ayoze (Matthieu, min. 76), Gallego; Ribelles (Pedro López, min. 67), Portilla, Javi Navas (Garrido, min. 64), Álvaro Romero; De la Nava y Grande.
ÁRBITRO: David Recio Moreno (colegio Navarro). Tarjeta amarilla para Picón y Carles Marc, del equipo local y a Ribelles, Pedro López, De la Nava, Grande de Unionistas. 
GOLES: 1-0, min. 52, Nespral. 2-0 min. 63, Sergio García. 2-1, min. 90, David Grande, de penalti.
INCIDENCIAS: Primera jornada de Liga de Segunda División B. Grupo II. Partido disputado en Lasesarre:

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: